¿Sabes algo sobre el mantenimiento del carro? Estos tips básicos te ayudarán

Todos los días las personas salen de sus casas con rumbos distintos, al trabajo o a la universidad, de compras o de paseo, y qué manera de ir más rápido y seguro que con un vehículo propio. Pero no todo es tan fácil, los carros también merecen mantenimiento para una vida más duradera.

Si eres nuevo con tu vehículo es necesario que tomes en cuenta los siguientes pasos:

La revisión del aceite, antes de salir es necesario inspeccionar los niveles del aceite, un descuido o falta en éste puede hacer que los metales del motor hagan fricción y se dañe. También es recomendable, el cambio de aceite cada vez que tu mecánico te lo sugiera o las especificaciones del fabricante lo indiquen.

También es fundamental revisar los fluidos como limpia parabrisas y el líquido del freno, una vez a la semana.

Cambiar los filtros de aire es de gran ayuda para evitar acumulación de polvo permitiéndole al carro “respirar” con libertad.

Es bueno revisar las llantas y más si vas a viajar. Revisa si la presión de aire es la indicada y también verificar si no están desgastadas o tengan otras irregularidades externas. Nada extiende más la vida útil de una llanta como mantener la presión adecuada y una constante rotación.

Verificar el funcionamiento de las luces tanto delanteras como traseras, evitarás multas o accidentes para ti y los demás conductores.

Otra de las maneras en la que el motor se puede dañar es con el agua a presión ya que se pueden dañar los engranajes o afectar el sistema eléctrico. Limpia a cada momento el exceso de grasa usando un paño húmedo.

El vehículo se verá nuevo si lo lavas cada dos semanas, las partes mecánicas y el brillo de la pintura duran más. Si piensas en vender el carro también es bueno limpiar la tapicería, así se verá más presentable para el comprador.

Consigue un mecánico de confianza, que presente buenos precios.

El tipo de gasolina también influye en el cuidado del carro, pregúntale a tu mecánico.

La batería del carro debe ser revisada cada dos meses y ésta no debe secarse, eso puede afectar el funcionamiento, por lo tanto se debe añadir líquido de batería o agua destilada.

Alineación y balanceo en el carro es necesario; la alineación evita exceso de tensión en las llantas y permite una manejo suave, y el balanceo evita las vibraciones del volante cuando conducimos rápido.

Finalmente, mantén en la parte trasera herramientas por si ocurre un accidente, como en el caso de un caucho desinflado. Tampoco está de más aprender por cuenta propia a reparar problemas básicos en tu carro en caso de no tener tu mecánico cerca.

Sigue estos consejos y podrás conducir con seguridad.