5 maneras en las que tu teléfono celular pudiera estar dañando tu salud (I Parte)

Ser dueño de un teléfono celular es algo normal para la mayoría de nosotros, pero la conveniencia de tener un mundo de información a nuestro alcance tiene un precio. ¡Y vaya precio! ¿Te has dado cuenta de algunos trabajamos después de que hemos terminado de trabajar? Estamos accesibles las 24 horas. A veces parece que siempre estamos de guardia. Y tu smartphone no solo te está inundando con correos electrónicos posteriores al trabajo. También pudiera estar teniendo efectos negativos en tu salud. Considera estos primeros 5:

1. Tech Neck


El peso de tu cabeza mirando hacia abajo a la pantalla de su teléfono todo el día puede ejercer una gran presión sobre su cuello y columna vertebral y llevar a una condición llamada “Tech Neck”. Puedes consultar sobre esta condición con tu médico de confianza.

2. Aumento de peso


Probablemente sepas que la luz azul que sale de la pantalla de su teléfono puede interferir con tu sueño. Sin embargo, es posible que no te des cuenta de que los científicos de la Universidad de Granada en España han vinculado las interrupciones del sueño como las causadas por su teléfono a la obesidad y la diabetes. ¡En serio! Estas interrupciones evitan que su cuerpo produzca grelina y leptina, dos hormonas del apetito que le ayudan a regular su apetito durante sus horas de vigilia. Y no es solo mirando tu teléfono antes de dormirse lo que causa estas interrupciones: cualquier luz que tu teléfono emita mientras duermes, ya sea por una notificación o por el reloj en tu pantalla, puede interferir con las hormonas que tu cuerpo necesita producir mientras duermes.

3. Tiempo de atención disminuido


La multitarea digital puede parecer efectiva, pero puede hacer que nos centremos menos en algunos detalles a largo plazo. Un estudio de Microsoft mostró que el período de atención promedio de los participantes fue de solo ocho segundos. Un pez de colores tiene una capacidad de atención de nueve segundos. Este lapso de atención reducido es más pronunciado en personas que son “grandes multi-screeners”. En el año 2000, antes del advenimiento de los teléfonos inteligentes, los humanos podían prestarle atención a algo durante 12 segundos. Si sientes que tu mente no es tan aguda como antes, te acabamos de dar una pista del porqué.

4. Cambios en la estructura de tu cerebro


Además de acortar su capacidad de atención, la multitarea de medios puede cambiar la estructura física de su cerebro (¡así como lo lees tío!), sugiere una investigación. Las personas que participan en una mayor cantidad de multitareas de medios en realidad tenían una menor densidad de materia gris en la parte anterior de la corteza cingulada del cerebro, lo que está relacionado con un control cognitivo y una regulación socioemocional disminuidos.

5. Cambios en la forma de pensar


No solo el tiempo ante la pantalla puede cambiar la estructura de tu cerebro, sino que también puede cambiar tu forma de pensar. Investigadores de Dartmouth compararon a las personas que leyeron pasaje de libros impresos con los que leyeron de pantallas, y descubrieron que las personas que leen en una pantalla no son tan buenas para reconocer conceptos abstractos en los pasajes que leen.