Otras 5 maneras en las que tu teléfono celular puede dañar tu salud (II Parte)

A pesar de que un teléfono inteligente es una gran manera de mantener tu vida organizada y en orden, estos dispositivos también se han relacionado con el estado de ánimo y los problemas del sueño por parte de los investigadores de la Universidad de Gotemburgo. ¡Y la diversión no se detiene allí! Tu teléfono también podría estar causando estragos en tu salud física de varias formas. Chequea estas otras cinco maneras.

1. Causa de accidentes automovilísticos

Los teléfonos celulares están involucrados en el 27% de los accidentes automovilísticos en los Estados Unidos, de acuerdo con el Consejo Nacional de Seguridad. Y las formas en que un accidente automovilístico puede afectar tu salud, suponiendo que sobrevivas, son demasiado numerosas para enumerarlas.

2. Hacerte peligrosamente pasivo


El tamaño de tu teléfono puede afectar su asertividad, según una investigación de Harvard Business School. Las personas que usaron dispositivos más pequeños en el estudio continuaron esperando en su asiento para que un investigador volviera a ellos, en lugar de ir a la recepción y recibirlos según las instrucciones. Las personas que usaban dispositivos electrónicos más grandes adoptaron un enfoque más asertivo. Y desafortunadamente, la mala postura causada por encorvarse sobre pequeños dispositivos electrónicos es solo uno de los malos hábitos diarios que pueden matar tu confianza.

3. Problemas en tu pulgar


En primer lugar, su teléfono te causó “Tech Neck,”, y ahora afecta tu pulgar en la forma de lesión por estrés repetitivo causada por demasiados mensajes de texto. Los teléfonos inteligentes no son particularmente ergonómicos, y el uso excesivo de uno podría causarle un poco de dolor en el pulgar que podría hacerlo menos diestro, al menos por el momento. Afortunadamente, tu pulgar solo necesita descanso para recuperarse, por lo que, si encuentras que te duele, ¡dale un descanso!

4. Robarte la empatía

Los niños en estos días no tienen tanta empatía como solían hacerlo. Un estudio realizado en la Universidad de Michigan encontró que los estudiantes universitarios de esta década son un 40 por ciento menos empáticos que los estudiantes universitarios de hace 30 años. Se presume que la causa de esta marcada caída en la empatía es una combinación de exposición a más medios y redes sociales, que todos llevamos convenientemente en nuestros bolsillos todo el tiempo.

5. Ser golpeado por un auto

Conducir con el teléfono en la mano no es la única manera en la que te estás poniendo en riesgo en las carreteras. Un estudio publicado en el Journal of Community Health que observó a 21.760 peatones en cinco intersecciones transitadas en Manhattan encontró que la mitad de las personas que cruzaban a pesar de la señal Do not Walk usaban audífonos, hablaban por teléfono o miraban un dispositivo electrónico. Por lo tanto, los teléfonos hacen más que convertir a las personas en conductores peligrosos: ¡también convierten a las personas en peatones peligrosos!