¿Te ha atacado “la culebrilla”? ¿Cómo mitigar el dolor?

itchy scalp and rash on back of neck

Muy probablemente has tenido sarpullidos antes, pero ahora te preguntas por qué este en particular te produce tantísimo dolor bajo la piel. ¿Será la culebrilla?

¿Qué es exactamente la culebrilla?


“Culebrilla” es la denominación vulgar de la enfermedad que en términos médicos se conoce por los helenismos herpes zóster (hér·pes, derivado de hér·po, que significa “reptar”, y zó·ster, que quiere decir “cinturón”). En armonía con ambos nombres, el popular y el científico, el tipo de herpetovirus causante de la enfermedad se extiende sigilosamente a lo largo de los nervios sensitivos y a veces rodea el torso dejando un rastro serpenteante de erupciones dolorosas. El dolor intenso que provoca el nervio inflamado puede hacerse insoportable.

Síntomas de este mal


Los primeros síntomas de la culebrilla —fiebre, escalofríos y malestar general, entre otros— muchas veces parecen indicar que se trata de la gripe, pero pudieran confundirse también con los de afecciones más graves, como un ataque cardíaco o un tumor cerebral. Los infectados suelen quejarse asimismo de entumecimiento, hormigueo superficial y quemazón o picor que va intensificándose.

¿Por qué a mí?


Parece que el paciente se infecta a sí mismo. Las investigaciones médicas han demostrado casi con total certeza que el herpetovirus causante de la enfermedad (llamado varicela-zóster) y el virus altamente contagioso que origina la varicela son el mismo. Esto explica por qué el contacto con pacientes de herpes zóster puede provocar varicela en otras personas (generalmente niños). No obstante, para contraer la culebrilla tiene que haberse padecido antes esta última afección.

¿Qué tan grave es, y cuánto dura?

Aunque es muy dolorosa, rara vez resulta mortal. Si la contraes, lamentamos informarte que lo más práctico es que te prepares para soportar varias semanas de dolor constante a medida que el cuerpo va creando defensas para combatir la infección viral. La duración de la enfermedad oscila entre siete y diez días en la mayoría de los casos, si bien las erupciones pueden tardar hasta cuatro semanas en curarse.

¿Hay alguna terapia efectiva contra el herpes zóster?

Aunque desde la antigüedad se vienen probando muchos diferentes remedios, la verdad es que la medicina todavía ha de encontrar un tratamiento que no se limite a modificar ligeramente los efectos y controlar el dolor hasta que la enfermedad remita de forma natural.
Seguramente empezarás a recibir enseguida recomendaciones no solicitadas de amigos de todas partes respecto al mejor remedio casero. Algunas sugerencias pueden ser útiles, pero muchas no lo son. Tal vez sus mensajes te hagan sonreír en medio del dolor. Por lo menos sabrás que sus amistades se preocupan por ti, lo cual puede ayudarte más que sus consejos.
En definitiva, tanto el enfermo de herpes zóster como su médico disponen de diversos medios para reducir la intensidad del ataque y el dolor. Pero es posible que el médico, después de confirmar el diagnóstico, te diga que lo mejor es que aguantes con paciencia hasta que las defensas con las que está dotado tul cuerpo logren dominar la enfermedad.