¡5 síntomas de tumor cerebral que no debes ignorar!

Ya hemos considerado lo delicado que puede ser el padecer de un tumor cerebral. Por eso consideremos ahora ciertos signos hacen que los neurocirujanos consideren como de alerta la posibilidad de esta condición. Ellos Incluyen:

1. Dolores de cabeza que empeoran

En una persona previamente sana, los dolores de cabeza que se intensifican en frecuencia y dolor, especialmente cuando se asocian con náuseas y vómitos, son el síntoma más común. Pueden ser divisorios o menos severos, pero se quedan por mucho tiempo. Eso sugiere que hay una presión elevada dentro del cráneo, lo que podría indicar que algo está creciendo en el cerebro.

Clásicamente, los dolores de cabeza son peores al despertar temprano en la mañana, pero ese no siempre es el caso, dice el Dr. Glenn Lesser, neurooncólogo de Wake Forest Baptist Health en Winston-Salem, Carolina del Norte. A veces, áreas específicas de la cabeza se ven afectadas más que otras.

Los dolores de cabeza que provienen de un tumor en crecimiento generalmente no responden a medicamentos para el dolor de cabeza como la aspirina.
Aclaremos: la abrumadora mayoría de los dolores de cabeza no representan tumores cerebrales.

“Todo el mundo tiene dolores de cabeza por lo que cualquier persona con dolor de cabeza no debería preocuparse por tener un tumor cerebral”, agrega Steven Kalkanis, presidente de neurocirugía en el Sistema de Salud Henry Ford y director médico del Instituto del Cáncer Henry Ford en Detroit, señalando que son los dolores de cabeza persistentes y que empeoran acompañados por otros síntomas que deben ser controlados.

2. Debilidad, entumecimiento o problemas de equilibrio


Una persona puede tener dificultades para caminar o mantener su equilibrio de repente. Puede notar cambios en el motor en un lado del cuerpo o una extremidad. Eso se puede manifestar como torpeza, tal vez dejar caer cosas con la mano derecha, no ser capaz de atarse los zapatos o abrocharse una camisa, dijo Lesser.

3. Cambios en la visión


Los signos problemáticos pueden incluir visión borrosa, visión doble, sensibilidad extrema a la luz o incomodidad con mucho movimiento ocular.

Un tumor cerebral también puede dañar las fibras que conectan los ojos con la parte posterior del cerebro, provocando un corte en el campo visual, o manchas negras en la visión, dijo Lesser. De repente puede comenzar a chocar contra las paredes u otros objetos porque ya no los ve.

4. Convulsiones


No todas las convulsiones significan que tienes un tumor, pero los tumores definitivamente pueden causar convulsiones, dijo Kalkanis.

5. Confusión o cambios en el estado mental


Las familias pueden notar cambios sutiles, pero claramente anormales en el comportamiento de una persona: un ser querido puede dejar la estufa cuando nunca antes lo había hecho, o puede perderse conduciendo en un vecindario familiar, dijo Lesser.
Recordemos que, independientemente de lo que estos síntomas puedan mostrar, es el especialista, el neurólogo, quien nos dará el diagnóstico exacto. Por eso, no nos precipitemos hasta que seamos debidamente chequeados.