Conoce el extraño mundo de los axolotes

¿Has visto alguna vez un axolote en tu vida? ¿Quizás en alguna serie de televisión? A lo mejor los desconoces o es primera vez que escuchas sobre ellos, si te da curiosidad sigue leyendo este articulo y así conocerás mas sobre estos pequeños anfibios mexicanos y probablemente te causen algo de ternura.

 

Los axolotes o “ajolote” como se pronuncia, viven solamente en los lagos del Valle de México, en los lagos de Xochimilco, por lo cual son considerados animales endémicos, conocidos también como el pez caminante.

Su nombre e imagen proviene del Dios Xolotl, hermano gemelo de Quetzalcóatl.

Además de ser de origen mexicano, también son conocidos por sus tres pares de branquias ubicadas en su cabeza. Su apariencia es la de un renacuajo con patas y cola y sus ojos son pequeños y sin parpados. Los colores de estos anfibios son entre marrón moteado o negro, también existen los axolotes albinos.

Es el único animal que puede reproducirse en estado de larva.

Si llegan a perder algún miembro de su frágil cuerpo, este puede regenerarse; incluyendo el corazón y el cerebro.

Pasan por la metamorfosis convirtiéndose en la salamandra mexicana.

Las patas de estas criaturas son de dedos finos y puntiagudos; tres o cuatro dedos en la parte delantera y cinco en la parte trasera.

Llegan a medir aproximadamente 27.5 cm de largo. Las hembras son más grandes.

No tienen dientes por lo tanto se alimentan de lombrices o insectos aptos para tragar. Suelen olfatear para encontrar su comida, hasta presentan estados de canibalismo; se muerden unos a otros para comer.

Son tranquilos y pacíficos a excepción de su tiempo de cacería para alimentarse que suele ser en horas del anochecer. No pican y no son venenosos.

Pueden salir y caminar por la tierra, pero prefieren el agua.

Este animalito es la inspiración de un pokemon: Wooper.

Debido a su increíble capacidad de regeneración, los axolotes han sido investigados para analizar su ADN en busca de pistas para regenerar tejidos humanos, los científicos prefieren indagar en los albinos ya que las células son fáciles de observar

Se aparean en primavera debido a la temperatura del agua.

Pueden alcanzar hasta los quince años de vida.

Ellos están en peligro de extinción gracias a la contaminación del agua y por la entrada de otras especies diferentes. Solo sobreviven un 10% los huevitos que ponen los axolotes.

Han inspirado diversas obras literarias como por ejemplo: el poema “Salamandra” de Octavio Paz, el cuento “Axolotl” de Julio Cortázar, “El Ajolote” de Juan José Arreola, entre otros.