De cómo era el embarazo hace 100 años

Hemos avanzado bastante en 100 años. Muchas de las cosas que damos ahora por sentadas no existían hace 100 años y la mujer embarazada, el embarazo y el parto no son excepción. Veamos algunas cosas que eran práctica común entonces.

1. Tenían que usar corsés maternos. El corsé era una prenda de ropa femenina casi obligada hace 100 años, incluso las niñas debían usarlos. La mujer embarazada no era una excepción y se esperaba que también llevaran su figura redonda metida en uno de esos. Se diseñaron corsés maternos que minimizaba al ancho normal de un embarazo.2. Se esperaba que bebiesen un litro de leche al día. Esa era la única forma práctica de ingerir calcio puesto que, en ese entonces, los suplementos alimenticios no eran lo que son hoy.3. Debían dar a luz en la casa. Es una práctica que todavía se usa, hay mujeres que prefieren la familiaridad del hogar y una comadrona de confianza. Los hospitales no tenían las condiciones de sanidad que hoy conocemos y los mismos médicos aconsejaban dar a luz en casa para minimizar las posibilidades de infección.4. No se les permitía mirar a la luna. En el pasado hubo muchas supersticiones que tenían que ver con el embarazo y algunas de ellas se mantienen. A comienzos del siglo XX se pensaba que si una mujer embarazada miraba la luna corría el riesgo de que su hijo saliera, por supuesto, lunático.5. Había que tomar 2 horas de aire fresco al día. No es mala idea en ningún caso y se pensaba que de no hacerlo el bebé sufriría. Tampoco es mentira. Lo curioso es que los doctores tuvieran que recomendar algo que es tan sensato y que las personas hacen de manera natural.6. Beber licor para curar la náusea matutina. Incluso hoy en día, a veces se recomienda a las mujeres embarazadas beber pequeñas cantidades de cerveza para mejorar los niveles de minerales, pero en los 1920´s se les recomendaba a las embarazadas beber champaña en la mañana para combatir los malestares matutinos.7. No tener pensamientos sobre enfermedades o sobre personas feas para evitar que el bebé naciera feo. Para nadie es un misterio que la calidad del pensamiento, alegre, positivo, influye en el bienestar general de la madre y por ende del bebé, pero, vaya, no pasa nada si se piensa en alguien feo.

8. Se esperaba que evitaran totalmente el ejercicio. Hoy en día es perfectamente aceptable, es más, recomendado, una rutina suave de ejercicios durante todo el embarazo para evitar o minimizar complicaciones comunes del parto. En ese entonces se pensaba que una mujer que hiciera ejercicio, como montar bicicleta, era inestable.

9. Hombres no eran permitidos durante las labores de parto y al momento del nacimiento. No era considerado bien visto y no fue sino hasta los 70´s que los hombres comenzaron a ser admitidos regularmente durante el nacimiento.

10. Aunque tú no lo creas, se les recomendaba no dejar el cigarrillo. En ese entonces se consideraba al fumar como una práctica saludable. Los doctores exhortaban el mantenerlo durante el embarazo porque el dejarlo implicaba una subida de los niveles de presión arterial y estrés.