¿Es lo insidioso de la tecnología algo para tomar en cuenta?

La tecnología nos rodea como nunca antes a cada uno de nosotros. Nuestra vida esta literalmente sumergida en productos, ideas y aplicaciones, que miden, influyen, dirigen y vigilan, cada aspecto de la vida.

Nunca antes dependimos de la tecnología como ahora. Nada más imagínate pasar un día sin tu tablet o celular. El caso es que todo eso es más insidioso de lo que imaginamos y, sin darnos cuenta, al mismo tiempo que recibimos beneficios nuestra vulnerabilidad se agranda en proporción a la incidencia de la tecnología en nuestra vida.

Considera los siguientes ejemplos

Todas aquellas personas que son aficionadas a las actividades al aire libre tienen o quieren tener, una banda de medición de signos vitales. Casi todas estas bandas poseen un GPS para poder darte la distancia recorrida, o para que los cuerpos de seguridad conozcan tu posición en caso de que necesites ayuda. Pero también estás dando a conocer tus hábitos y tu nivel de actividad. Alguien con la habilidad necesaria podría descubrir lugares, que se suponían secretos, estudiando los niveles de actividad personal de la zona. Por ejemplo, tú podrías saber dónde están las bases militares por la concentración de actividad física, la cantidad de ejercicio, que los soldados hacen. De la misma manera se pueden deducir muchas cosas de la información que compartes sin saber.

Estamos a las puertas de una nueva carrera espacial. Los gobiernos y algunas empresas privadas están teniendo éxitos increíbles. ¡Ya mandamos un carro deportivo a Marte, por Dios! Pero esto supone un nuevo riesgo y una nueva responsabilidad en lo que toca a la contaminación de los cuerpos estelares. Todas las potencias espaciales han firmado acuerdos para regular este tipo de problema y los protocolos son bien estrictos pero ¿están los recién llegados como SpaceX  haciendo lo propio? El problema es serio porque una vez que se cometa el error y contaminemos con gérmenes terrestres ese cuerpo celeste virgen es imposible deshacer el entuerto.

Estoy seguro que ya sabes cuales son las capacidades que Photo Shop le da a un usuario. En la web hay maravillas hechas por genios de esa aplicación. Ok. Ahora considera esto, alguien podría robar tu cara y colocarla justo en medio de una escena porno. Ya hay todo una industria basada en esta habilidad y las caras de algunas estrellas de cine que, hasta ahora, han sido las principales víctimas, pero imagínate que un compañero de trabajo envidioso quiera arruinarte la vida, o tu ex, o alguien que quiere que te conviertas en ex. No te imaginas el trabajo que vas a tener tratando de convencer a todos que “ese” o “esa” no eres tú.