Personas que son reales pero que nunca existieron

La historia está llena de cosas raras que tienen algo en común, no se pueden confirmar. La historia fue escrita por personas que querían que el mundo que pasara a la posteridad fuera el que ellas veían.

He aquí el meollo, el mundo que ellas “querían”. Por eso no debería sorprendernos que algunos de los héroes, figuras legendarias, modelos de virtud y artes y ciencias, no fueran lo que siempre hemos creído de ellos. Por otra parte, es posible que existieran de verdad.  Algunos ven esto como la gran farsa histórica pero a otros les gusta la posibilidad de lo misterioso. Al final es posible que lo valioso no sea si existieron o no sino lo que enseñaron o, mejor dicho, lo que aprendimos de ellos.

Veamos algunos ejemplos de personas que consideramos reales pero que puede que no lo fueran.

Mulan

La famosa muchacha china que se vistió de hombre para luchar en lugar de su padre viejo y enfermo. Existe una vieja canción, una oda, que habla sobre una guerrera llamada Mulan, pero no se explaya mucho en detalles sobre en qué época vivió Mulan, ni cuáles fueron sus batallas, ni nada concreto. La figura histórica con una existencia más sólida, aunque no por mucho, es la de Wei Huahu, guerrera de tiempos antiguos, pero nunca se dice que ella peleara vestida como hombre.

 

William Shakespeare

Es difícil de creer que una figura de este calibre esté en esta lista de sospechosos. Pero lo está. Nunca se ha demostrado su existencia real a pesar del inmenso legado literario que dejó. Aparentemente un hombre con ese nombre existió realmente pero no se sabe nada, o casi nada, de él y ciertamente no era escritor. Hay muchas posibilidades de que William Shakespeare fuera un seudónimo y existen varios candidatos para llenar el vacío.

El que tiene más puntos hasta ahora es Edward de Vere, Conde de Oxford, quién dejó ciertos poemas con un estilo misteriosamente parecido al de William Shakespeare. Se piensa que usó el nombre de William Shakespeare para no provocar el rechazo que la nobleza sentiría por uno de los suyos escribiendo guiones de teatro.

EDWARD DE VERE

 

Guillermo Tell

¿Cómo es posible que el evento de la manzana atravesada por una flecha en la cabeza de su hijo sea falso? Esa manzana es tan famosa como la de Newton. Esa manzana, todo el episodio, fue el inicio de la revolución del pueblo suizo contra la tiranía del imperio austríaco. Lo cierto del caso es que no hay evidencia confiable de la existencia de Guillermo Tell. Este es el ejemplo perfecto de lo que decíamos al comienzo, la historia está escrita por aquellos que tuvieron la oportunidad de poner un poco de la fantasía del ideal perfecto en la vida de los pueblos.