5 Celebridades que cambiaron la fama por trabajos normales (I Parte)

Muchas personas sueñan con convertirse en celebridades y superestrellas, pero la fama no siempre es todo lo que se cree que es. Según algunos de los individuos más conocidos de Hollywood, las carreras normales son mucho mejores. Esta serie de artículos presentan una variedad de ex actores, actrices, músicos y más que dejaron el estrellato para trabajar en trabajos regulares.

Vanilla Ice


Este rapero de los ’90 dejó el negocio y terminó haciendo lo que los fanáticos probablemente no habrían esperado cuando estaba en el apogeo de su popularidad. Vanilla Ice, o Robert Van Winkle, se hizo famoso con el lanzamiento de su éxito “Ice, Ice Baby”, y aparte de una aparición y canción en la segunda película Teenage Mutant Ninja Turtles. Pero no fue capaz de mantener el estatus de estrella. Terminó yéndose a la construcción, bienes raíces y asuntos relacionados con el medio.

Mara Wilson


Mara Wilson fue una de las estrellas infantiles más emblemáticas de la historia de Hollywood, apareciendo en Mrs. Doubtfire con Robin Williams, el clásico navideño Miracle on 34th Street y la adaptación de Roald Dahl Matilda. Finalmente se retiró de la actuación después de que su madre falleció de cáncer de mama durante el rodaje de Matilda. Mientras lograba terminar la película, fue solo cuestión de tiempo antes de dar un paso serio lejos de la industria.
Primero decidió dedicar el resto de su juventud a la educación, se graduó de la Escuela de Música y Arte Idyllwild y asistió y completó sus estudios en la Escuela de Artes Tisch de la Universidad de Nueva York. Luego, optó por enfocarse en su carrera como escritora, mientras ocasionalmente realizaba la actuación de doblaje hasta 2016. Mara también se ha convertido en parte del Proyecto UROK, una organización sin fines de lucro cuya misión es ayudar a los adolescentes con enfermedades mentales, así como el ser partidaria abierta de los derechos LGBT.

Gene Hackman


Gene Hackman es uno de los mejores actores de todos los tiempos. Después de protagonizar clásicos como The French Connection, Unforgiven, Bonnie and Clyde, Superman y The Royal Tenenbaums entre muchos otros, se retiró de Hollywood. Durante su carrera como actor, corrió autos de carerra, pero después de dejar la industria cinematográfica se convirtió en escritor y novelista. Desde finales de los 90, ha escrito una serie de novelas de ficción históricas, una historia de la era de la Depresión, una historia de amor y venganza de la Guerra Civil y un thriller policial.

Rick Moranis


Rick Moranis dejó un vacio gigante en el paisaje de Hollywood cuando salió del negocio del cine a finales de los 90. Protagonizó éxitos como Strange Brew, Ghostbusters, Little Shop of Horrors, Spaceballs y las películas de Honey, I Shrunk the Kids. Si bien continuó haciendo el trabajo de doblaje durante la siguiente década, la muerte de su esposa por cáncer de mama lo llevó a retirarse para poder criar a sus hijas como un padre amo de casa.

John Hughes


Otro ícono del siglo XX fue John Hughes, el escritor y director detrás de Sixteen Candles, Weird Science, The Breakfast Club, Ferris Bueller’s Day Off, Pretty in Pink, Planes, Trains and Automobiles, Uncle Buck y las dos primeras películas de Home Alone. Cuando se alejó de Hollywood, decidió regresar a Chicago, donde se filmaron muchas de sus películas, y vivir una vida tranquila hasta su muerte de un ataque al corazón en 2009.