Los virus más sonados en el mundo (II Parte)

Con estos 5 terminamos este ingrato vistazo a estas enfermedades y lo que las hace tan aterradoras. Si alguna vez debes viajar a los sitios donde estas enfermedades han tenido sus orígenes, ya sabrás que debes tomar tus previsiones.

Enfermedades por coronavirus MERS y SARS

El síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SARS) son parte de la familia de los coronavirus, virus que generalmente causan enfermedades de las vías respiratorias superiores. Aunque la transmisión del virus parece provenir de camellos infectados, informa el Instituto Smithsoniano, ambas enfermedades se transmiten fácilmente a través de los estornudos y la tos humana.
El SARS fue reportado por primera vez en Asia en 2003, según el CDC (Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades), pero el brote global se contuvo rápidamente y no se han reportado más casos desde 2004. Sin embargo, MERS fue reportado por primera vez en 2012 y desde entonces se ha extendido a otros países. Alrededor del 36 por ciento de los pacientes que informaron MERS murieron, según la OMS. No hay vacuna o tratamiento actualmente disponible.

Fiebre del Nipah y del Valle del Rift


La OMS recientemente nombró a estas dos enfermedades zoonóticas como algunos de los patógenos emergentes más peligrosos que pueden causar brotes severos en el futuro cercano. La infección por el virus Nipah se identificó por primera vez en 1998 cuando los criadores de cerdos de Malasia enfermaron. Más de un millón de cerdos fueron sacrificados como resultado. En brotes posteriores en India y Bagladesh, no hubo anfitriones obvios. Los síntomas incluyen problemas respiratorios y confusión mental.
La fiebre del Valle del Rift se identificó por primera vez en 1931 en los criadores de ovejas en Kenia y desde entonces se han encontrado brotes principalmente en toda África. La enfermedad se transmite mediante el manejo de tejido animal infectado, el consumo de leche infectada o las picaduras de mosquitos infectados.
No ha habido ningún caso documentado de transmisión de persona a persona. Los síntomas incluyen fiebre, dolor muscular y dolor de cabeza. Un pequeño porcentaje de pacientes tiene enfermedad ocular o inflamación cerebral. Ni la infección por el virus Nipah ni la fiebre del Valle del Rift tienen vacunas.

Chikungunya


El virus Chikungunya (pronunciado chick-un-gun-ya) se transmite a las personas por Aedes aegypti y Ae. albopictus (comúnmente conocido como el mosquito tigre asiático o patas blancas), los mismos insectos que nos introdujeron al dengue. Identificado por la OMS como “grave”, causa fiebre y dolor en las articulaciones severo, a veces debilitante. Otros síntomas incluyen dolor muscular, dolor de cabeza, náuseas, fatiga y erupción cutánea. La mayoría de los pacientes finalmente se recupera, pero a menudo el dolor en las articulaciones puede persistir durante meses e incluso años.
Se han producido brotes de enfermedades en África, Asia, Europa y los océanos Índico y Pacífico, informa el CDC. A fines de 2013, el virus chikungunya se encontró por primera vez en las Américas en islas del Caribe y desde entonces se ha informado en los EE. UU. No hay vacuna ni tratamiento.

Fiebre severa con síndrome de trombocitopenia

También identificada por la OMS como “grave”, la fiebre severa con síndrome de trombocitopenia (también conocida como trombocitopenia) es una enfermedad emergente que se encuentra en China, Japón y Corea del Sur. El síntoma principal es una fiebre muy alta, así como una caída en las plaquetas de la sangre que causa sangrado de los tejidos, hematomas y coágulos de sangre lentos. De acuerdo con un estudio reciente de los CDC, la tasa de mortalidad por SFTS en Corea del Sur fue del 47.2 por ciento. Actualmente no hay tratamiento o vacuna disponible.

Zika


Este otrora oscuro virus ha estado causando estragos recientemente, especialmente en las Américas. La OMS declaró al Zika como emergencia de salud pública mundial, especialmente debido a los nuevos vínculos con defectos de nacimiento y otros problemas de salud potencialmente graves.
El zika es transmitido por mosquitos Aedes infectados como Aedes aegypti y Aedes albopictus. Aunque solo una de cada cinco personas infectadas con el virus del Zika se enfermará, según el CDC, el virus está relacionado con la microcefalia, un defecto congénito caracterizado por una cabeza de tamaño insuficiente y un desarrollo incompleto del cerebro.