¡No te pierdas los muchos detalles de Donkey Kong Country: Tropical Freeze!

Los que pertenecemos a los últimos años de los 70s y comienzos de los 80s compartimos el mismo sentimiento: la mezcla de nostalgia y emoción al evaluar la evolución de los video juegos. En especial, aquellos títulos y personajes que marcaron nuestra infancia.


Parte de la valoración que le damos a esa pare de nuestra infancia, en especial con Nintendo, no solo fue la novedosa experiencia de juego: un control con múltiples posibilidades de posición y juego, sino que, a lo largo de cada una de las etapas del juego, debíamos estar al pendiente de detalles adicionales, de premios escondidos y demás sorpresas que nos convertían en verdaderos “investigadores” y analistas del título.

Entre los juegos ícono de todos los tiempos de la Gran “N” se encuentra, Donkey Kong. Desde sus modestos inicios por aquellos 80ss, donde era el villano y rival de un entonces primigenio Mario, este simpático gorila se ha ganado su propio trono como monarca de los video juegos, acompañando al rey absoluto, Mario en infinidad de aventuras tanto en conjunto como en solitario.

Haciendo algo de historia, en 2014, Donkey Kong Country: Tropical Freeze se lanzó en la Wii U. Estamos bastante seguros de que así fue, al menos. Como mucha gente, para ese momento, nunca lo habíamos jugado, porque estaba en la Wii U. Pero Nintendo ha estado liberando lentamente todos los juegos de Wii U en Switch, y Tropical Freeze es el más reciente en recibir ese tratamiento.

Gracias a Dios que lo hizo, porque, ¡Wow, este es un gran juego! Hay mucho en que hacer poesía, desde la música hasta el diseño de niveles, pero queríamos llamar su atención sobre una cosa en particular: los innumerables pequeños detalles que hacen que el mundo del juego sea tan animado. (De lo que veníamos hablando) Por ejemplo: hay una animación inactiva única para cada apareamiento potencial de Donkey Kong.

Y eso es realmente solo el comienzo de las sorpresas. Mientras jugábamos, estuvimos atentos a estos detalles y quedamos asombrados por la cantidad que había. Sacamos algunos de nuestros favoritos en un video, pero probablemente haya más de los que perdimos (todavía hay mucho por analizar).

¿Lo mágico? Ninguno de ellos necesita estar allí. El juego técnicamente jugaría lo mismo sin estos detalles. Pero Nintendo siempre parece agregar esa chispa especial para llevar un juego al siguiente nivel. Y así, gracias a esa mágica ilusión que nos enamora, nos mantendrá atados a sus novedades hasta el fin de los tiempos…