El arte de Andrés Amador o como adornar una playa

La razón para crear una obra de arte es expresar lo que el artista siente, piensa y quiere, o para tratar de articular lo que su época significa por lo que, en general, las obras se diseñan para que duren y la voz del artista y su mensaje perdure.

¿Pero qué puede estar pensando un artista cuyo trabajo dura un par de horas?

Andrés Amador, técnico en computadoras, dice que lo importante para él no es lo que queda sino el hacerlo. El acto de creación es un viaje de descubrimiento.

Su arte está entre el agua y la tierra, uniendo las dos, extendiendo a la tierra el movimiento del agua y dándole a ésta el marco de tiempo de la arena

“Para mí la energía está en el acto de crear. Incluso en los días cuando todo sale mal y no hay manera de que la pieza quede bien yo todavía disfruto el acto de estar en la playa haciendo arte.”

Andrés ha “pintado” playas en México, Estados Unidos y en la isla Channel, frente a las costas de Francia. ¿Su instrumento? Un rastrillo. Nada más.