Un colirio tan poderoso que podría destronar a los anteojos

Tal como lo lee, no hay duda que los lentes son en la actualidad los líderes en las técnicas para cuidar y corregir los problemas de visión. Son antiguos, pero modernos. Son útiles, pero elegantes. Justo después de visitar al oftalmólogo y determinar que tiene alguna afección en la vista, le corresponde acudir a una óptica. ¿Y si le dijeran que ya no deberá usar las gafas para poder ver bien?

Por siglos se han usado colirios para que los ojos permanezcan lubricados, limpios y sanos. Y aunque en el pasado llegó a creerse que podían intervenir en los problemas de refracción en la vista, los científicos modernos han dado con la forma de usar el colirio para hacer esto. En Israel, un grupo de oculistas trabaja en desarrollar esta técnica correctiva. El Instituto de Nanotecnología y Materiales Avanzados de la Universidad de Bar-Ilan declara tener en sus manos este revolucionario método. De hecho, aseguran que este colirio cura las corneas afectadas.

Desde Tel-Aviv, el doctor David Smadja desarrolló unos “nanodrops” que, por lo menos por el momento, pueden corregir las córneas dañadas de los cerdos con los que han tratado. Al reparar las córneas de los cerdos, se espera hacer lo mismo con los humanos y hacer posible una forma de curación de la miopía y la hipermetropía. Para confirmar que en los seres humanos es una solución viable, se deberían comenzar con la experimentación en seres humanos al concluir la llevada a cabo en los cerdos. Si resulta tener efectos similares a los obtenidos con los cochinos, estaría ocurriendo una transformación del tratamiento ocular. Los encargados del experimentos están confiados que eso es lo que se logrará, a tal punto que muchas personas podrían dejar de emplear los anteojos, inclusive los multifocales.

La terapia comenzaría después de hacer un modelo con la superficie de la córnea y las nanopartículas de las gotas. Esto permitiría medir la duración e intensidad del tratamiento.

Usted ¿está interesado en lanzar esas gafas por los aires y aplicarse unas milagrosas gotas en los ojos? ¿Realmente cree usted que se podrá curar la vista de ese modo? Las respuestas definitivas las darán el tiempo, la ciencia y su propia opinión.