Tiene más de 70 años y es fisicoculturista ¿Conoces a Josefina Monasterio?

¿A qué edad debe alguien comenzar a entrenar en un gym? Ahora bien, ¿A qué edad debe parar? Pues te comentamos que Josefina Monasterio está contenta de que no haya pensado en su edad cuando comenzó con el culturismo a los 59 años, sí, a los 59.


“Hubiera perdido los últimos 12 años de diversión y éxito”, dijo la educadora, deportista y autora, Su entusiasmo es contagioso. La Dra. Josefina, como le gusta que la llamen, fue admitida en el Salón de la fama de los Estados del Sur del NPC en 2005 y luego durante tres años seguidos a partir de 2014. La residente de Vero Beach, Florida publicó recientemente un libro, Vibrant at Any Age (Vibrante a cualquier edad), basado en su viaje de auto superación de por vida. Con esta contribución, ella espera inspirar a las personas a alcanzar sus metas tal como lo hizo ella.

Cómo comenzó todo


“Me reinventé a mí misma hace diez años, así que comencé mis 60 años como culturista y ahora comienzo mis 70 como escritora”, dijo. “No me impongo limitaciones. Las personas se limitan por edad, nacionalidad, género, es muy frustrante. La edad es una forma de pensar “. La Dra. Josefina comenzó el culturismo a una edad en la que la mayoría está contemplando su retiro, aunque era una atleta desde temprana edad. Cuando era niña en Venezuela, tomó clases de gimnasia y luego se graduó con un título de educación física.

Más tarde obtuvo un Master en Educación y más tarde un Ph.D. en Desarrollo Personal Adulto. Enseñó en Cambridge Rindge y Latin High School en Cambridge, Massachusetts, durante 16 años, mientras criaba dos hijas. “Empecé culturismo cuando conocí a Steve Pfiester, un chico de gimnasio que sabía que yo corría y practicaba yoga. Me invitó a su gimnasio y me ofreció entrenarme. Empecé en enero y en junio me llevó a mi primera competencia en Bradenton, Florida “, dijo.

Las fotos de la Dra. Josefina son una prueba de que dedica muchas horas a cuidar su cuerpo. Pero ella también nutre su mente y espíritu. En un día cualquiera, se levanta a las 3 a.m. para leer la Biblia, meditar y orar. A las 4.30 a.m. sale por la puerta para caminar tres millas y correr otras tres. Esto es seguido por yoga y un baño en la playa mientras sale el sol. “El proceso de envejecimiento se puede ralentizar cuidando la mente, el cuerpo y el espíritu”, dijo. Si bien esto ya parece un entrenamiento, no se detiene allí.

Después de escribir en su diario y trabajar en su próximo libro entre las 8 y las 10 a.m., la vibrante estadounidense venezolana llega al gimnasio durante al menos dos horas, donde entrena diferentes grupos musculares dependiendo del día de la semana. Cuando las personas le dicen que quieren parecerse a ella cuando alcancen su edad, ella tiene una pregunta simple: “¿Por qué no hacerlo ahora? Debes ser disciplinado, como yo. Algunas mañanas no quiero levantarme. Pero luego pienso en las consecuencias que tendrían a la larga y eso me saca de la cama “.

Qué es lo próximo


La Dra. Josefina ya se está preparando para su próxima competencia de culturismo y se pregunta cómo será su próxima reinvención. “Una de las cosas que me he estado pensando últimamente es que nunca deberíamos darnos por vencidos. Ciertamente no. Date la oportunidad de fracasar. ¡No dejes que el miedo sea más fuerte que la emoción de ser tú mismo y ganar!”