¿Te gusta comerte tus uñas? 7 cosas horribles que debes saber

¿Cuántos de nosotros nos acordamos de los típicos regaños de infancia? Uno de los más comunes con toda seguridad es el de que dejáramos de mordernos las uñas, ¿cierto? La razón: porque era malo. Pero, ¿por qué exactamente es malo? Claro, poner los dedos sucios y germinados en la boca puede causar algunos problemas. Sin embargo, además de eso solo parece un hábito de la niñez inofensivo. Ahora bien, lo que comienza como una acción única puede convertirse pronto en una rutina.

El nombre médico

El impulso descontrolado de comerse las uñas es conocido como Onychophagia: un trastorno de la salud bucal y el aseo. Contrario a lo que pudieran pensar quienes en este momento leen estas líneas, se puede controlar. No obstante, puesto que tal vez necesites motivación para ir a terapia, aquí te mostramos 7 desagradables inconvenientes que pueden suceder cuando te muerdes las uñas, además de consejos para romper el hábito.

1.- Puedes sufrir una desagradable infección en la piel


Morderse las uñas aumenta el riesgo de una infección bacteriana debajo de la uña, como la paroniquia, que puede causar enrojecimiento, hinchazón y uñas llenas de pus. La infección requiere un curso de antibióticos orales para curar.

2.-Riesgo de artritis o una discapacidad


Si la paroniquia u otra infección bacteriana se descontrola, podría infectar las articulaciones de la mano. Esto puede provocar una afección llamada artritis séptica, que es difícil de curar y puede requerir cirugía. También puede conducir a una discapacidad permanente, o incluso a una infección sistémica que puede poner en peligro la vida. Posibilidad extrema, claro, pero totalmente posible.

3.- El hábito puede causar deformidades en las uñas


Las mordeduras de uñas a nivel crónico, puede dañar la matriz de la uña (el tejido debajo de la uña real) y puede ocasionar deformidades permanentes como crestas. Estos surcos son profundas arrugas horizontales o zanjas en la uña, una señal de que algo ha causado que la uña deje de crecer temporalmente, y en ocasiones incluso de manera permanente.

4.- Herpes en tus dedos


Expertos han enfatizado que, si eres propenso al herpes labial en la boca y te muerde las uñas, puede transmitir la infección de herpes a tus dedos. También es fácil para los mordedores de uñas pasar verrugas en sus manos a sus labios y boca. ¿Qué tal hasta ahora?

5.- Daños a tus dientes


Los dientes delanteros astillados y rotos son los problemas más comunes que se ven en pacientes que se muerden las uñas. La mordedura crónica de las uñas puede no siempre dar como resultado una fractura completa. Pero el hábito puede dividir el diente, creando una grieta que recoge una mancha oscura y fea con el tiempo y finalmente se descompone.

6.- Morderse las uñas también puede afectar tu mordida


Los mordiscos habituales normalmente usan los mismos dientes una y otra vez cuando se muerden las uñas, y esta presión repetida puede actuar como un aparato de ortodoncia, moviendo y rotando los dientes. Puede cambiar completamente la “mordida” de un paciente. Todo el dinero gastado y el tiempo usando brackets en la infancia serán básicamente para nada, mordedores de uñas.

7.- ¿Mencionamos el dolor de encías?


Ocasionalmente, los fragmentos de las uñas pueden encontrarse alojados en el tejido de las encías y causar dolorosas inflamaciones e infecciones. Puede ser poco común, pero no es del todo improbable.

Cómo dejar de morderte las uñas


Mantén tus uñas cortadas al ras para que haya menos uñas para masticar. Invierte en manicure semanalmente. Si eres fémina, ya sea que vayas al salón o recojas algo de esmalte, únete a alguna mejor amiga para darte los cuidados en casa.