Cómo entrenar a tu cerebro para desarrollar tu “INTUICIÓN”

Cuando hablamos de intuición, hay quienes piensan en poderes extrasensoriales o en alguna clase de adivinación que hace que nos anticipemos a lo que va a suceder en el futuro. No necesariamente es así. La intuición, en psicología, está ligada a lo que llamamos el “sexto sentido”, y no, no es un poder sobrenatural y tampoco tiene que ver con la película donde sale Bruce Willis.

La intuición es ese conocimiento directo e inmediato que tenemos de las cosas, sin que las tengamos que razonar; es una verdad que se nos aparece como evidente. ¿No has tenido la sensación de que una voz interior te dice qué elección tomar ante determinada circunstancia? Esa es la intuición trabajando. La intuición nos ayuda a tomar mejores decisiones en nuestra vida diaria. Todos poseemos diferentes niveles de intuición, pero si la tuya no está muy desarrollada, no te preocupes, se puede trabajar fácilmente para mejorarla.

1

Contrario a lo que se cree, no sólo las mujeres poseen el don de la intuición. Tanto hombres como mujeres pueden entrenarla y usarla para sus fines. Para mayor información al respecto, recomendamos libros como el “Espíritu Creativo” de Daniel Goleman o el “Sexto sentido” de la psiquiatra Judith Orloff.

Ahora te traemos algunos consejos para que puedas ser una persona más intuitiva.

¿Cómo entrenar a tu cerebro para desarrollar tu intuición?

  1. Comienza entrenando tus sentidos.

Los sentidos son las cualidades de nuestro organismo que nos ofrecen información sobre el mundo, información que el cerebro procesa y guarda en la memoria. Fíjate bien cuál o cuáles son tus sentidos dominantes. Puede que seas una persona más visual, o más táctil, o más auditiva. Es importante que entrenes a tus sentidos para que sean más sensibles a la información que te rodea. Siente el aire, la brisa, toca superficies, observa detalladamente los objetos. Todo esto hará que tu cerebro guarde más información, la que luego usará tu intuición para ofrecerte respuestas inmediatas a los problemas que se te presenten.

2

  1. Desaprende

Estamos muy acostumbrados a quebrarnos la cabeza cuando tratamos de resolver un problema, y a veces no nos damos cuenta que existe una voz en nuestro interior que nos está intentando dar la respuesta. Esa voz es nuestra intuición. Desacostúmbrate a razonarlo todo excesivamente y aprende a escuchar más a tu interior, y verás cómo las respuestas llegarán a ti de manera más fácil.

 

  1. Aprende a guardar silencio en tu mente

Para que la voz de tu interior se haga más fuerte, aprende a poner tu mente en blanco, a olvidarte de preocupaciones y de pensamientos inútiles que sólo obstruyen el paso de esas verdades evidentes que vienen desde dentro de ti. Una estrategia consiste en hacer una meditación sencilla: siéntate en una habitación tranquila, relaja tus músculos y respira lentamente, haciéndote consciente de tu respiración. Concéntrate en tu respiración y deja que todos los demás pensamientos se vayan. Si algún pensamiento te asalta, no luches contra él, déjalo ser y que se vaya solo. Hazlo diariamente por diez minutos. En cuestión de tres o cuatro semanas tu intuición estará un poco más desarrollada y esa vocecita de tu interior habrá crecido lo suficiente para que la escuches cada que la necesites. No dejes de entrenarte, síguelo haciendo como una rutina.

3

La intuición no es nada mágico ni sobrenatural. Las respuestas que nos da la intuición se explican como una operación inconsciente que hace nuestro cerebro, analizando la información que tenemos contenida para ofrecernos la mejor solución posible ante cualquier circunstancia que se nos presente. Parece mágico porque se nos aparece así de pronto, como una verdad venida del cielo, pero todo tiene una explicación científica y psicológica.

Y tú, ¿qué tan intuitivo eres? ¿Estás dispuesto a desarrollar tu intuición?

 

Comparte este interesante artículo para que tus amigos también aprendan a desarrollar su intuición.

También te puede interesar: 10 trucos para manipular a tu cerebro. ¡Descubre cómo!