Las personas que escuchan Rock y POP tendrán los siguientes sintomas….

Una investigación hecha en Australia arrojó resultados sorprendentes. Resulta que la “música extrema” ayuda a lidiar con la ira. De acuerdo al estudio, realizado por la Universidad de Queensland, géneros como el heavy metal o el pop no se asocian con conductas agresivas como pudiera pensarse, sino que favorecen estados de tranquilidad en quienes los escuchan.

Los resultados fueron publicados en la revista especializada Frontiers in Human Neuroscience. El estudio se centró en los géneros considerados “extremos” de la música, como el punk, el metal, el emo, el hardcore, el screamo, el metalcore y otros subgéneros. Los especialistas Genevieve Dingle y Leah Sharman tomaron una muestra de 39 oyentes regulares de estos géneros cuya edad oscilaba entre los 18 y los 34 años.

Se monitoreó a los participantes luego de escuchar durante diez minutos canciones de su elección. Luego se les dijo que permanecieran otros diez minutos en silencio. El estudio comprobó que se encontraron más relajados mientras escuchaban su música que cuando estaban en silencio.

El doctor Sharman dijo a The Guardian: “encontramos que la tristeza fue regulada con esta música, además de generar emociones positivas”. Agregó que los fans de esta música son capaces de moderar sus emociones negativas mientras están escuchándola.

 

Los participantes dijeron sentirse más activos e inspirados luego de escuchar la música de su elección. “Los resultados mostraron que los niveles de hostilidad, irritabilidad y estrés disminuyeron después de la introducción de la música”. Lo más curioso fue que, aunque los participantes eligieron canciones estruendosas que hablaban sobre la ira, la violencia, el aislamiento o la tristeza, los sentimientos que generaron en ellos no fueron esos, sino de placer y felicidad.

Los responsables del estudio advierten que todavía hace falta más investigación al respecto. “Se necesita más investigación para replicar estos hallazgos en contextos sociales naturales y para investigar las posibles contribuciones de las variables de escucha individuales sobre la relación entre escuchar música pesada y el procesamiento de la ira”.

Recordemos que, en 1984, Al Gore y su esposa Tipper Gore buscaban cabildear políticamente para censurar la música extrema, la cual consideraban que era dañina para los jóvenes, pues podría provocar en ellos conductas agresivas, lascivas o hasta inducir al suicidio. Los fans del metal recordarán muy bien el momento épico en el que Dee Snider, vocalista de la banda Twisted Sister, habló ante el Congreso de los Estados Unidos para defender a la música contra la censura.

 

¡Comparte este interesante artículo con tus amigos a los que les gusta la música extrema!

También te puede interesar: ¿Te gustaría escuchar música de YouTube mientras usas tu celular? ¡Este secreto te cambiará la vida!