Por qué a veces sientes que te caes al vacío justo antes de dormir

¿Te ha pasado que estás acostado a punto de dormir y de repente sientes que estás cayendo al vacío? Pues no tienes que asustarte, es un fenómeno normal. Generalmente va acompañado de una sacudida del cuerpo (a veces sólo de las piernas), como si reaccionaras a la caída. ¿A qué se debe esto?

Los expertos llaman a este fenómeno mioclonía del adormecimiento. Quienes la experimentan describen que es “como si sintieras una descarga eléctrica que te despierta de improviso” o “como si estuvieras cayendo de un edificio y, antes de impactar en el suelo, una sacudida violenta te despertara”. Otros dicen que es “como si de pronto tropezaras”. Inmediatamente te das cuenta de que tu cuerpo se ha movido bruscamente, por lo que no solamente te despiertas tú, sino que corres el riesgo de despertar a tu pareja, si es que duermes con compañía.

Desde luego, no debes preocuparte de más por esto, pues se trata de una reacción fisiológica normal. La mioclonía del adormecimiento se presenta en la fase de la somnolencia. La explicación es que, durante el adormecimiento, los músculos se relajan y el cerebro se va desconectando poco a poco de las funciones motoras. Sin embargo, el cerebro a veces llega a confundirse y piensa que el cuerpo está muriendo (porque ya no se mueve), por lo que manda una señal para que se sacuda y vuelva al estado de vigilia. Esto puede ocurrir cuando la persona experimenta mucho estrés o tiene horarios de dormir muy irregulares.

1

Los expertos lo consideran un trastorno benigno del sueño y estiman que afecta a más del 70% de la población mundial. No es nada alarmante si ocurre con cierta regularidad, pero si las sacudidas no te dejan dormir durante toda la noche, es aconsejable que acudas con un especialista, pues podrías tener otro tipo de trastorno del sueño que debe atenderse.

Como dato curioso, en la antigüedad se creía que la sensación de caída durante el adormecimiento se debía a que el alma estaba tratando de salir del cuerpo, pues se pensaba que durante los sueños el alma viajaba a otros lugares y al despertar regresaba a nuestro cuerpo.

Así que no te preocupes, es algo normal. Simplemente, para que no te ocurra tan seguido, trata de evitar la tensión nerviosa y el estrés, no comas nada pesado antes de dormir y simplemente relájate.

 

¡Comparte esta interesante información con tus amistades en Facebook!

También te puede interesar: Test: Tu manera de apretar los puños revela rasgos de tu personalidad