¿Eres capaz de encontrar la equivocación?

Es bastante fácil engañar a nuestro cerebro. Una de las formas de hacerlo es poner justo frente a nuestros ojos aquello que no queremos que vea. ¿No lo crees? Pues así es como trabajan los magos y los prestidigitadores; a través de lo más obvio nos sorprenden con increíbles actos de magia.

 

En esta ocasión te traemos un juego que posiblemente te ponga de cabeza, tratando de averiguar cuál es su solución, cuando en realidad está frente a tus narices. ¡Tan fácil y tan difícil!

Te damos un tip: se trata de ser un buen observador, así que no te rindas a la primera, lleva su tiempo. Aunque, hemos de decir, hay quienes lo resuelven en cinco segundos.

Bueno, aquí va. Sencillo, simplemente tienes qué mirar esta imagen y decir cuál es el error:

principal

He de confesar que yo no obtuve la respuesta hasta que me lo explicaron. Cuando me la dijeron me quedé así de: “¡es cierto, es bastante obvio!” Pero, bueno, quizá tú tengas más suerte o, mejor dicho, más capacidad de análisis y observación.

¿No has podido resolverlo?

Aquí te va otro tip: Léelo en voz alta.

Si de plano ni así pudiste, sigue bajando, que ya te damos la solución…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Baja más…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un poco más…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Solución:

1

Era obvio, ¿no? Pero seguramente tú te enfocaste en ver el error en la serie de números, cuando en realidad estaba en el texto de arriba. Omitiste ese error por un fenómeno mental que se conoce como “ceguera de repetición”, la cual obvia las repeticiones en los textos para facilitarnos la lectura.

Algunos más duchos sí se fijaron en el texto, pero buscaron alguna falta de ortografía. No era eso.

Esperamos que te haya gustado este juego.

¡Comparte este reto con tus amigos, a ver si ellos lo pueden resolver!

También te puede interesar: El juego del caballo y el animal oculto, ¿serás capaz de encontrarlo?