¿Te has preguntado alguna vez por qué hay bultos en el teclado? ¡ESTA es la razón!

La tecnología avanza a pasos agigantados. Lo que antes parecía una fantasía muy lejana, hoy es una realidad asombrosa. El crecimiento tecnológico es exponencial, esto quiere decir que entre más pasa el tiempo, más rápido surgen las innovaciones.

Por ejemplo, la pantalla touch fue un asombroso invento que revolucionó la industria. Simplemente no podemos entender a los smartphones ni a las tablets sin ella. Por otro lado, la capacidad de almacenamiento de las computadoras ha ido hacia arriba velozmente: de unos cuantos megas en el pasado, ahora hemos pasado a tener discos duros caseros de varios terabytes.

Sin embargo, de entre tantas innovaciones, hay cosas que permanecen en el tiempo, pues su utilidad sigue siendo la misma. En este caso nos referimos al teclado. Es verdad que con los años han salido modelos muchos más atractivos visualmente y con algunos añadidos que le proporcionan al usuario mayor comodidad al usarlos, pero la base física y funcional del teclado sigue siendo la misma.  

Sencillamente no podemos imaginarnos el trabajo en oficina o en la escuela sin nuestro buen amigo el teclado. Se ha convertido en el medio más eficaz para, por medio de la presión de botones, convertir nuestro movimiento de manos en contenido alfanumérico y simbólico. Puede que, de tanto usarlo, algunos ya se sientan amos y maestros del teclado, y crean que no existe ningún secreto que les esconda. Pero, ¿es así? Pues te sorprenderá saber que el teclado, relevo del papel y lápiz, todavía esconde algunos secretos. Por ejemplo, ¿sabías de dónde proviene que las teclas tengan una disposición QWERTY? Bueno, ese será el tema de otro artículo, pero es sólo para que te des cuentas de que hay cosas que aún desconoces sobre nuestro amigo el teclado.

Lo que hoy te traemos es otro misterio sobre el teclado. ¿Te has dado cuenta que en las teclas “F” y “J” hay unos pequeños bultos horizontales que sobresalen en la parte inferior? Si estás leyendo esto en una PC, fíjate en tu teclado. Seguramente tiene esos bultos. Te adelantamos que no se trata de una simple decoración, ni es una rebaba o un error de fabricación. Y no, tampoco se trata de una guía braille para los invidentes, pues, ¿por qué sólo traería bultos en esas letras y no en todas las teclas?

Bueno, te damos una pista. Pon tus manos sobre el teclado como si fueras a escribir algo. ¿Te das cuenta cómo se acomodan? Mira la siguiente imagen:

1

La verdad es que el propósito de esos bultitos es que puedas escribir más rápido y eficazmente sin observar el teclado. Así es, se hizo pensando en la productividad. Si te fijas bien, al poner tus manos para escribir, tus dedos índice se colocan en las letras “F” y “J”, es decir, en donde están esos bultos. Entonces, te sirven como una especie de guía para coloques tus manos de manera correcta y puedas escribir apropiadamente. Si eres de los que escribe a dos dedos, quizá nunca te hayas dado cuenta de ello. Pero si en la escuela te enseñaron a usar el teclado correctamente, te darás cuenta que tu mano izquierda debe reposar sobre las letras ASDF y la derecha sobre JKLÑ.

Ahora ya lo sabes. ¡Comparte este secreto con tus amigos!