Una viejecita de 96 años quiere vender su casa. Un agente inmobiliario quedó boquiabierto cuando entró en ella

Se trata de una casa que se localiza en los suburbios de Toronto. La dueña del lugar es una anciana de 95 años que recientemente enviudó, por lo que quiere vender la casa debido a que se le dificulta hacer las labores de limpieza y mantenimiento de un lugar tan grande. Ella quiere mudarse con uno de sus hijos.

Si la observamos por fuera, nos parecerá una casa cualquiera, pero al entrar uno se queda sencillamente sorprendido. Estar allí es como hacer un viaje en el tiempo. Apenas entras, te quedas impactado. La casa está decorada en un hermosísimo estilo de los años 50, con las paredes cubiertas de papel tapiz y unos bellos muebles antiguos, algunos con elementos de oro que le dan a este lugar un toque de nobleza impresionante.

1

Annie, la dueña, vivió durante 72 años en ella, y en ese tiempo solamente la remodeló una sola vez. La construcción se encuentra en perfecto estado, lista para ser habitada por quien se anime a comprarla.

4

Como se observa en las fotografías, predominan los colores pastel, que al parecer son los favoritos de Annie.

2

Antes de la única remodelación, Annie pidió opinión a su marido. Él le dijo que la decorara como quisiera, con la única condición de que no pintara la habitación donde dormían ambos de rosado. Ella terminó pintándola de color violeta, muy parecido al rosado, pero no era rosado, así que él no se podía quejar.

3

Annie trabajó muchos años como costurera, y ello se ve reflejado en la sublime decoración de su hogar. No podemos dudar de que ella tenga buen gusto.

6

La cocina es simplemente fenomenal, un auténtico paraíso rosado.

5

Annie le dedica muchas horas a la limpieza de este lugar, es por eso que luce impecable.

Como se puede observar, el cuarto de baño es asombroso y original. Cuenta con algunos elementos hechos a mano, lo que le da un toque de auténtica distinción.

7

Quizá lo que más te sorprenda es que, bajando las escaleras, hay un pequeño bar privado, ideal para reuniones cálidas con los amigos. ¿Te imaginas ofrecer una fiesta aquí?

8

No sólo la casa está muy bien cuidada, también el jardín luce fenomenal. Es ideal para sentarse en una tarde de verano a leer un libro o a tomar alguna bebida fría.

9

El precio de la casa, totalmente amueblada, es de tan sólo $650,000. Quizá te parezca poco, y es que después de toda la dedicación que la señora Annie ha puesto en ella, el valor debería ser mucho mayor.