Ella tiene mellizos. 4 años después les mira la cara y descubre una horrible realidad

Brandie es una madre de dos gemelos, Blaine y Rylie, y radica en Lakeside, California. En noviembre de 2015 quiso hacer un pequeño experimento en su hogar sobre el papel de la tecnología en el funcionamiento familiar, y lo que descubrió realmente refleja una muy triste realidad.

Brandie decidió compartir los resultados de su experimento en Facebook y rápidamente se volvió viral.

“El día de hoy hice un experimento; observé a mis chicos mientras jugaban,” escribió. “Me senté en silencio en la esquina de la habitación, y anoté cuántas veces me miraban, por diversas razones: para ver si yo había observado sus geniales trucos, buscando aprobación o desaprobación por lo que estaban haciendo, y para observar mis reacciones.”

“No podía evitar preguntarme el que, si yo hubiera estado usando alguna clase de tecnología, ¿cuál sería el mensaje que estaría enviando?”

“28 veces mis hermosos angelitos se hubieran preguntado si la World Wide Web era más importante que ellos.

28 veces mis chicos no habrían recibido la atención que la mayoría de los adultos buscan.

28 veces mis amores se hubieran preguntado si acaso estaban emocionalmente solos. 28 veces mis hijos habrían asegurado que aquella persona con quien yo estaba en línea, era quien realmente importaba.”

“En un mundo en el que somos aceptados por el modo en que la gente nos percibe y no por ser quienes somos en realidad, en un mundo donde la validación llega a partir de cuántos seguidores o likes tienes, en un mundo en donde el tiempo de calidad con el ser amado se ve reemplazado por el aislamiento y los mensajes de texto mutuos de una habitación a otra… les ruego que sean diferentes.”

“Por favor dejen a un lado la tecnología y pasen tiempo con su familia y seres amados. La siguiente generación de chicos cuenta con nosotros para que les enseñemos cómo ser adultos; no se ocupen en las redes sociales, uno nunca sabe quién está observando y qué clase de mensaje es el que nuestro comportamiento está enviando.”

Los que nos enseña el experimento de Brandie es que estamos acostumbrados a poner más atención a nuestro smartphone o a nuestra tablet que a lo que ocurre a nuestro alrededor. Y, sobre todo, nos enseña que hay que valorar los momentos que pasamos con nuestros seres queridos y que debemos darles la atención que necesitan, en vez de estar distraídos en Internet.