Por qué nunca debes salir con un hombre que ame el fútbol

¿Estás pensando en salir con ese chico que es un fanático del fútbol? Será mejor que te lo pienses dos veces, pues podría haber muchos inconvenientes.

Aquí te dejamos 8 razones para que le digas que NO a ese pretendiente tuyo apasionado del balompié.

  1. Siempre trae la misma ropa

El outfit de un pambolero no es muy variado que digamos. Siempre lo verás con el mismo look: el jersey de su equipo favorito y tenis para jugar fútbol. La playera de su equipo de la liga mexicana, la de la española, la de la inglesa, la de la argentina y la de la alemana no faltarán en su closet. Mejor elegir un hombre que sí se preocupe por su forma de vestir, ¿no?

  1. Te toca hacerla de mesera

Típico, es domingo de fútbol y tu novio pambolero te manda a traer cerveza, a preparar la botana y a llevarla a la sala para que se atasquen él y sus cuates mientras miran el partido. Olvídate, durante esas dos horas no serás más que su criada y mandadera.

  1. Si no compartes su gusto, se ofende

Si eres de las que cree que el fútbol enajena a las personas, vas a tener muchos problemas con tu novio pambolero. O puede que sí te guste el fútbol, pero tú le vas a un equipo y él a su archirrival (Chivas – América, por ejemplo)… ¡la que se te va a armar si su equipo pierde y el tuyo gana!

  1. Tendrá poco tiempo para ti

Domingo de partido de liga, sábado de fútbol llanero con sus cuates, todos los días en las tardes se arman las retas del FIFA en su consola de videojuegos y a eso súmale los partidos que son entre semana. ¡Dalo por perdido!

  1. Cada fin será lo mismo

La rutina se repetirá forever and ever todos los fines de semana: ya sea ir a casa de sus amigotes a ver el juego, organizarlo en su casa o ir al estadio. Tú pasas a un segundo plano, lo importante para él es su pasión futbolera.

  1. No sólo es un partido

Imaginemos que un día decides acompañarlo a ver el partido. No sólo son las dos horas de juego. Después viene el resumen de cada tiempo, el resumen final, las estadísticas, el resumen de todos los partidos de la jornada, luego, al final, el noticiero deportivo que reúne toda la información anterior.

  1. Siempre habla de lo mismo

Sus pláticas cotidianas serán siempre sobre fútbol: sobre esos grandiosos goles, ese penal mal marcado, ese árbitro vendido, etc. Lo peor es que si pierde su equipo favorito puede ponerse de muy mal humor o hasta deprimirse, y tú lo tendrás que aguantar.

  1. El fútbol siempre será primero

Deberás admitir que en la vida de tu chico pambolero hay prioridades, y la primera de ellas es el fútbol, por supuesto antes que tú.

 

Así que ya lo sabes, si no quieres sufrir de a gratis, mejor no salgas con un chico futbolero.