¿Qué pasaría si los continentes nunca se hubieran separado?

Sería muy ingenuo pensar que la tierra siempre has sido como la conocemos, ya que en realidad, Hace 200 millones de años, la tierra era un gigante “pedazo de tierra” -por llamarlo de alguna manera- llamado Pangea el cuál era algo así como todos los continentes e islas juntas en un solo lugar.

Algo como así:

Rodinia

La tierra es como es hoy, porque a través de los millones de años han habido movimientos en las placas tectónicas lo cual hizo que la tierra se dividiera, se formarán los continentes, y obtengamos lo que hay conocemos como la tierra. 

Aunque se cree que hoy en día la tierra se sigue movimiento y dentro de miles de años, puede que se junte de nuevo, pero de eso no vamos a hablar hoy.

Volviendo al tema, si la tierra no se hubiera separado, los tierra sería muy diferente a como la conocemos, más allá de lo obvio, que es que todos estuviéramos viviendo sobre el mismo lugar, esta gigantesca masa estaría situada más o menos por el Ecuador, lo que quiere decir que las temperaturas serian bastante altas y seria por igual, no importando en que lugar del mundo nos encontremos.

Adicional a esto, los mamíferos también se verían afectados, puesto que no hubieran evolucionado de forma tal cual los conocemos y tampoco a esa velocidad.

paraceratherium1

El clima sería muy diferente, las fuertes tormentas y vientos huracanados predominarían en las costas, adicional a que las olas serían de proporciones bíblicas. Gracias a esto, la vegetación y por ende la fauna, solo estaría en las costas y playas.

La noche y el dia estarían acompañados por -30 °C y más de 60 °C respectivamente. Ya que en estos inhóspitos lugares -en los que tendríamos que vivir- solo podrían sobrevivir los animales capaces de controlar su temperatura corporal.

Cuando el agua se aleje de la costa, la temperatura empezaría a bajar y por lo tanto habrían muchos más icebergs -obviamente en los polos- esto tendría sus consecuencias porque la salinidad del agua aumentaría demasiado con respecto a la que apreciamos hoy en día en los icebergs, y la vida allí sería casi que imposible. Esto, por supuesto, retrasaría la evolución de muchos animales.

Sin duda, deberíamos estar agradecidos de que todo se dio para que hoy tengamos la tierra que tenemos. tal vez no con los mejores habitantes o los mejores gobernantes, pero con vida, y mientras haya vida, hay esperanza.