Tips para aliviar el estrés de la vida

El mundo actual parece estar corriendo más rápido que nosotros, es normal que lleguemos estresados después de una larga rutina de trabajo o estudio… pero que crees, mañana será lo mismo, conoces la sensación: «Llegas para salir otra vez de tu casa» parece que el mundo va demasiado rápido y es imposible detenerlo.  

Bien sea por problemas en nuestro trabajo, hogar, o lo que sea. Estar estresados es algo que puede traer grandes problemas de salud física y mental, por eso, antes de seguir con tu vida diaria. Pon en práctica estos tips que seguro te ayudarán a aliviar el estrés.
20160525235414-Depositphotos-14702483-l-2015

  1. Apaga el teléfono. No lo podemos negar, somos muy dependientes a nuestros teléfonos móviles, y a la verdad es que está bien creer que es la mejor invención de todas, pero apagalo al menos una hora al día. Los resultados te sorprenderán.
  2. Escribe lo que sientes. Si las pasas a un papel, es como si las descargaras de tu cerebro. Así podrás despejar tu mente, es una buena forma de desahogarte, también puedes buscar ayuda en Dios si así lo prefieres.
  3. Despierta con suavidad. El despertador a todo volumen es una de las mayores causas de estrés. Y así como nos levantamos vamos a estar todo el día, aunque tranquilo, ya hay aplicaciones que te levantan de manera progresiva, entre ellos está: Sleep Cycle o una más completo llamada Sleep as Android.
  4. Ríete. Ríe aunque no tengas motivos. Si prefieres puedes buscar un vídeo de gente haciendo bromas y de gatos, esos nunca fallan. La risa rebaja el estrés instantáneamente.
  5. Un poco de aromaterapia. Ponte una crema de mentol como Vic Vaporub alrededor del cuello y tendrá el mismo efecto calmante ahora que cuando eras pequeño y tenias alergias.
  6. Silencio. Apaga la música, la televisión, cierra las ventanas y deja de hablar. Si es necesario, ponte tapones. El silencio es un lujo, y baja el cortisol como ninguna otra cosa.
  7. Se Amabilidad. Si tienes un mal día y gruñes a la gente, añades hostilidad al ambiente y elevas el nivel de estrés general. Haz el esfuerzo de sonreír y ser amable, reducirás la ansiedad de los demás, y sobre todo, la tuya.
  8. Empuja la pared. Parece tonto, pero funciona. Ponte a un metro de una pared, apoya las dos manos y empuja, estirando la parte posterior de las piernas, que es donde más tensión se acumula.