¿Por qué cuesta tanto abandonar un hábito?

Todos alguna vez hemos tenido hábitos que sabemos que están mal y que nos hacen daño, como fumar cigarrillo o tomar demasiado alcohol Pero a veces cuesta tanto de hacer estas cosas porque es algo con lo que hemos vivido por mucho tiempo, ya se ha convertido en un hábito, y ahora luchas por dejar de hacer eso que sabes que te hace daño.

Hoy vas conocer cómo se forman los hábitos y también cómo cambiar estos por unos buenos hábitos que reemplacen los que ahora tienes.

Métodos-para-dejar-de-fumar-2 (1)

Hace más de un siglo, el estadounidense George M. Stratton, se inventó un aparato que giraba su campo de visión 180° osea, veía el mundo boca abajo. Así vivió por un tiempo para demostrar cómo se crean los hábitos.

Al principio se tropezaba con todo y básicamente lo único que hacía bien era comer. Pero con el pasar de los días, su cuerpo se fue acostumbrando a esta nueva manera de ver la vida -literalmente- pasados cinco días su forma de normal de hacer las cosas también había dado un giro de 180°, y de hecho, le costó más acostumbrarse de nuevo a su vida normal cuando se quitó el aparato. Algo que reveló mucho sobre el comportamiento del cerebro a la hora de crear hábitos.

Una reciente investigación de la Universidad Duke ha obtenido resultados que sugieren que Los ganglios basales de personas a los que se le habían inducido malos hábitos. La ruta neuronal por la que viajaba la señal de activación tenía de más circuitos que la que interrumpió el hábito. Además, había un cambio en la velocidad de activación: aquella que correspondía con el hábito fijado se alertaba antes.

Entonces, ¿Cómo crear buenos hábitos?

Aquí te dejo un post reciente en el que doy algunos consejos para crear buenos hábitos:

6 Consejos para crear buenos hábitos sin rendirte en el proceso