4 Efectivos Remedios Caseros para Tratar una Uña Encarnada en el Pie.

Todos quienes alguna vez hemos sufrido de una uña encarnada sabemos que además de ser doloroso y molesto, puede durar varios días en desinflamarse y sanar, siempre que le pongamos la atención necesaria. Lo malo de algunas situaciones es que si no se trata como es debido puede llegar a crear infecciones que resultan ser mucho peores de lo que era solo en un principio, por eso hoy te traemos 4 remedios caseros que te ayudarán a sanar esa odiosa molestia de una vez por todas.

1. Remoje sus pies en agua tibia con sales de Epsom.

Las sales de Epsom ayudan a desinfectar tu piel de las baterías y calmará la piel irritada. Usa agua tibia (no caliente) y remoja tus pies por unos 15-20 minutos. El agua también ayudará a ablandar la uña.

1

2. Usa un poco de algodón o seda para aliviar la presión entre el dedo del pie y la uña.

Usa unas pinzas (o hilo dental) para levantar cuidadosamente la uña de manera que puedas colocar un poco de algodón (es importante que sea estéril). No trates de empujar el algodón debajo de la uña. Debes colocarlo suavemente para que la uña descanse cómodamente encima de él. Asegúrate de cambiar el algodón regularmente o de lo contrario se convertirá en una imán para las bacterias. Esto es sólo una solución temporal y solo debe hacerla si ha consultado a su médico.

2

3. Aplica un poco de ungüento antibiótico.

Pon un poco de ungüento antibiótico en el área para evitar infecciones. Nuestros pies siempre están en contacto con todos los gérmenes, así que trata de mantener esa área limpia, especialmente cuando tu piel está vulnerable y dolorida. Pon un vendaje para mantener tu dedo estéril.

3

4. También puedes usar aceite de árbol de té.

El aceite de árbol de té es un desinfectante natural. Pon unas pequeñas gotas en tu dedo para remover la bacteria que pueda poner tu uña encarnada peor.

4

Ayúdanos a crecer ¡Comparte!

Material: Increible.co