9 Cosas casi imposibles que la mayoría de las personas no pueden hacer.

¿Quieres asombrar a tus amigos con algo que no han visto antes? hoy te vamos a presentar nueve retos para el cuerpo humano que casi nadie puede realizar. Es cierto que mover las orejas, levantar una ceja mientras la otra permanece quieta e incluso lanzar chorros de agua con la lengua son desafíos entretenidos, pero a continuación podrás conocer algunos otros que te hayas planteado en más de una ocasión.

1. Romper un huevo con dos dedos.

¿En serio no podemos romper este elemento tan frágil? No estamos mencionando el hecho de que estamparlo contra el suelo o que simplemente se nos caiga de las manos ya provoque su rotura, pero existe una forma con la cual no se partirá. ¿Sabes cuál es? Coloca el dedo pulgar en la parte inferior del huevo y el índice en la zona de arriba, acto seguido aprieta. ¿Te has dado cuenta de que el objeto parece que está hecho de un material muy resistente? Eso es debido a la distribución de fuerzas que se producen en su superficie: ¡prácticamente de acero!

2. Mover los dedos al mismo ritmo.

¿Realmente estamos diciendo que nuestros dedos no pueden girar a la misma velocidad? Si realizamos este procedimiento no. Para ello, únicamente tenemos que alzar ambas manos, separar el dedo índice y comenzar a girarlas en el mismo sentido y con un ritmo similar. Aunque en un primer momento todo sea un auténtico juego de niños, lo cierto es que si lo hacemos más rápido pronto nos daremos cuenta de que una de las manos gira diferente e incluso puede llegar a chocarse con la otra… ¡Nuestra coordinación no es precisamente la mejor!

3. Levantar los dedos.

Sabemos que los tendones de nuestra mano son el elemento clave para que estos apéndices se muevan o no, pero no dejan de sorprendernos ciertas situaciones que suceden cuando experimentamos con ellos. Para llevar a cabo este experimento, tenemos que colocar una de nuestras manos en una superficie alta y recta con la palma colocada hacia abajo. Acto seguido, tenemos que colocar el dedo corazón sobre el plano recto y tratar de levantar los restantes… ¿Consigues que el anular se erija? ¡Solamente el 15% de la población tiene la capacidad de hacerlo!

4. Pulgar flexible.

El ser humano ha evolucionado a lo largo de la Historia y ha ido desarrollando ciertas habilidades y comportamientos que lo han convertido en una especie única. Aparte de caminar erguidos, la segunda capacidad más importante ha sido la posesión de un dedo pulgar que se oponga al resto de apéndices de la mano: tomar objetos es una tarea de niños para nosotros. Pero, ¿tenemos todos la flexibilidad suficiente como para desplazarlo hasta la muñeca? ¡Una de cada 10 personas sí! Cierto es que puede resultar desagradable…

5. Tocar la nariz con la lengua.

Este es probablemente uno de los retos más virales de toda la Historia: aunque centenares de miles de personas se han enfrentado a él, tan sólo una pequeña parte de ellos ha tenido la capacidad de tocarse la punta de la nariz con su lengua. ¿Tendrá su órgano una longitud fuera de lo común o existe cierto mecanismo que provoca que algunos sean realmente flexibles en este aspecto? Parece ser que la combinación de ambas hace posible el cumplimiento del desafío… ¡Sorprenderás a todos tus amigos con tu habilidad!

6. Lamerse el codo.

Si la prueba anterior era realmente conocida por todos, a continuación mostramos otra que no se queda atrás. Seguro que después de haber leído el título de este párrafo inmediatamente te has sentido tentado de hacer el experimento e incluso lo has hecho. ¿Triunfo o derrota? Las posibilidades de que hayas obtenido lo segundo son superiores al 80%, principalmente porque no todos tenemos hombros y codos con una flexibilidad tan grande. Seguramente te hayas quedado a unos centímetros… ¡La práctica continuada hará que triunfes!

7. Hacerte cosquillas a ti mismo.

Estas estimulaciones son el deseo de muchas personas, pero a la vez se han convertido también en una auténtica pesadilla para muchas otras. A menudo vienen acompañadas de una especie de risa nerviosa, que ya puede ser de felicidad, placer o incluso de miedo y nerviosismo. ¿Sabías que alrededor del 90% de la población no puede realizarse cosquillas a sí mismos? Roza tus axilas, estómago o planta de los pies suavemente y verás que no sientes absolutamente nada. Hay que mencionar a ciertas personas que apenas se tocan afirman que no pueden continuar por la profunda excitación que sienten…

8. Doblar un papel más de 8 veces.

¿Has escuchado alguna vez este reto tan viral? Si crees que puedes hacerlo, te incitamos a que cojas un folio y trates de ir doblándolo hasta que ya no puedas más. Si has tenido suerte probablemente hayas llegado hasta 6 veces, pero lo cierto es que manipularlo posteriormente es una tarea hercúlea. Como datos de interés, te diremos que los alumnos del colegio mexicano San Marcos consiguieron hasta una docena de veces que el papel se torciera; ¿y si consiguieras hacerlo en 103 ocasiones? Entonces tendrías el elemento más grueso de todo el Universo.

9. El gesto de Spock.

El famoso personaje de la serie Star Trek hizo realmente popular este movimiento con los dedos, de ahí que todos los seguidores del programa quisieran repetir en la vida real el denominado “Saludo Vulcano”. ¿Por qué alrededor de 5 de cada 10 personas son incapaces de formar una V con sus dedos? Muy sencillo, tanto el apéndice corazón como el anular poseen el mismo tendón… ¡Su separación podría ser un imposible incluso con varios días de práctica!

Ayúdanos a crecer ¡Comparte!

Con información de: Paraloscuriosos.com