10 Consejos útiles para decir adiós al amor no correspondido.

Hay situaciones el la vida en que las personas llegamos a sentir amores profundos y sinceros por otra persona, a pesar de no ser correspondido o de que te estén evadiendo por «otros compromisos» más importantes, es bastante difícil decir adiós; pero ¡hay que hacerlo! Es una manera de valorarte a ti mismo, soltar las cadenas, renovar tu corazón y darte nuevas oportunidades. Piensa en ti primero ante cualquier cosa, recuerda que el amor mas importante es el amor propio.

1.

Si ya le diste a tu amor un plazo para definir su relación y no has obtenido una respuesta clara, no te escudes en que en algún momento, más temprano que tarde, llamará y te dará las mejores noticias de este mundo al decirte que luchará por ustedes y que tiene muchas alternativas para poder estar juntos y felices por fin.

2.

¡Aterriza!, es hora de que con firmeza y decisión le digas: “Tengo que irme, ya no voy a estar más, es muy triste que no hayamos podido hablar en detalle, que no haya podido despejar tantas dudas, que no haya podido besarte por última vez, que duro es saber que nuestro libro quedó a medio escribir, que no pudimos vivir juntos TANTO sentimiento; pero no me dejaste otra alternativa, adiós“.

3.

Si lo notas, en palabras como esas se evidencia el profundo amor que le tienes pero también tu agotamiento al no obtener la reciprocidad que esperabas. Sin embargo, a pesar del sentimiento que le imprimes a tu mensaje, lo más importante es que nunca vayas a retroceder, eso es fundamental.

4.

Aunque es muy difícil dar este paso, la verdad es que tu amor no te está dejando otra alternativa, piensa en eso para tomar fuerzas y atreverte; tienes que alejarte porque así lo decidió él, debes buscar y andar por tu propio camino sin esa sombra de ”esperanza“ que te persigue todo el tiempo.

5.

No te preocupes pensando en que estás impidiendo “cerrar el ciclo” porque eres tú el que dice adiós, no sientas que quedas flotando en medio de una incertidumbre insoportable; comprende que si tu amor no tomó la iniciativa de estar juntos incluso sabiendo lo mucho que lo amas, para él es más sencillo terminar las cosas de esa forma, tajantemente, así es menos complicado alejarse de ti y dejarte de lado en su vida. Así que ¡siente lo mismo!

6.

Ten convicción con esta decisión de decir adiós y pasar la página. No te desanimes por el hecho de que los fuertes sentimientos por tu amor sigan ahí, que tu forma de verlo y adorarlo no hayan desaparecido o que dudes que algún día lo puedas olvidar, es más, que NO quieras olvidarlo. Con serenidad puedes decirte a ti mismo: ”Son emociones que puedo controlar y me siento feliz por poder sentirlas, las acepto y las dejo libres“.

7.

Es natural que sientas que la barrera más sólida que trunca tu paso para lanzarte a decir adiós es que todo lo vivido es un hermoso recuerdo para ti, que aún sigues guardando con amor y felicidad cada uno de los instantes que fueron pocos pero parecieron innumerables y enormemente trascendentales e importantes y que con él en realidad conociste el amor verdadero, que en él encontraste al amor de tu vida. Comprende que estás muy enamorado, pero no te corresponden, así que ámate más tú, recuerda los momentos maravillosos vividos contigo mismo y comprende que tú eres el amor de tu vida.

8.

Para elegir el momento de decir adiós, es normal que pienses en darle por centésima vez la oportunidad de verse en algún café para hacerlo cara a cara, decirle que saque tiempo para ti, que se encuentren o por lo menos charlen por el móvil o alguna Red Social; pero, piénsalo bien, date cuenta, tu amor no va a acceder a tus propuestas, ya lo has intentado antes. Lo único que vas a lograr es alimentar tu ilusión y darle largas a algo que no da más espera, a tu realidad: no pueden estar juntos, o mejor, tu amor no quiso darse la oportunidad de ser felices juntos. Así que si debes decir adiós en email o a través de un mensaje de texto, no lo dudes… ¡Hazlo! No es lo ideal, pero si no hay más remedio…

9.

Es fundamental que si vas a cerrar la puerta, la cierres totalmente; nada de ”aunque me esté despidiendo, a mi puerta todavía le queda una luz diminuta para ti“. Es una actitud que no debes adoptar teniendo presente que ya le diste infinidad de oportunidades a ese amor no correspondido. No le des voz y voto en esta historia, porque te arriesgas a que él, luego de conocer tu decisión, te manifieste que ahora sí quiere tener una relación seria contigo. Es una iniciativa que seguramente tomará por miedo a perder a esa persona que sabe que siempre está ahí para él a pesar de que no le aporte nada para merecerlo. Si dejas un espacio para “volver”, te arriesgas a pisar en falso y que el golpe final sea mucho más fuerte para ti porque él termine retractándose.

10.

No puedes permitirte seguir caminando en círculos, en torno a un sentimiento que quizá hasta tú mismo inventaste, no es justo contigo. Así que detente y di adiós a pesar del amor.

Ayúdanos a crecer ¡Comparte!

Con información de: Genial.guru