8 Grandes mentiras que has estado creyendo toda tu VIDA.

Solemos escuchar frases como que “las personas se creen todo lo que se les cuenta”, sin embargo, no todas las “verdades” que has creído a lo largo de tu vida son verdad o no lo son al menos del todo, en ocasiones la realidad es bastante distinta. Hay situaciones que son parte de nuestras vidas, y aunque no son reales, nos han enseñado a creer en ellas desde pequeños. Pero entonces, ¿hemos estado viviendo una mentira? Bueno, la verdad es que vivimos en un mundo donde todo es enseñado y aprendido, desde la manera en que caminamos, hablamos, nos comportamos e incluso el estilo de vida que debemos tener cuando crezcas, pero hay otras mentiras que ni siquiera son enseñadas en las escuelas y que te mostraremos a continuación.

1. Leer con poca luz hace que pierdas visión

Sin importar la versión, la advertencia de que la gente no debe leer regularmente con poca luz es bastante familiar. Nuestros ojos se adaptan a diferentes niveles del luz; Si estás en un cuarto oscuro y de repente enciendes la luz, tus ojos lo perciben como algo insoportable hasta que las pupilas se hayan tomado el tiempo necesario para adaptarse. Lo mismo ocurre si esfuerzas la vista para leer algo con poca luz. Tus ojos se ajustan, pero algunas personas encuentran que les puede dar dolor de cabeza. Del mismo modo, cuando miras algo de cerca como un libro o algo de costura, los músculos alargan la cámara vítrea, el volumen gelatinoso de globo ocular que se encuentra entre el cristalino y la retina. Dicho de otro modo, no perderás visión poco a poco, sino que tu vista se sentirá cansada progresivamente.

2. Beber café es malo

El café tiene un gran cantidad de propiedades beneficiosas para el organismo, por lo que no es malo para la salud siempre y cuando no se abuse. Lo cual quiere decir que existen efectos negativos. La irritabilidad y los dolores de cabeza pueden ser el resultado de la ingesta de cafeína, especialmente si eres sensible a dicho compuesto. Simplemente no debes ingerir una cantidad ingente de café al día, ya que puede afectar a tu sistema nervioso y ocasionar problemas de insomnio. Un consejo, si puedes soportarlo, mejor beber café negro, ya que al añadir leche, la proteína se une a los flavonoides del café, y reduce sus efectos positivos. De otro modo, puedes usar muy poca leche.

3. El Everest es la montaña más alta del mundo.

Es cierto que el monte Everest tiene la elevación más alta sobre el nivel del mar, pero la montaña más alta del mundo es Mauna Kea teniendo en cuenta que empieza desde debajo de la superficie del océano. Por otro lado, el Chimborazo sería el más alto desde el centro de la Tierra (debido a su forma). La base del Mauna Kea está a unos 6.000 metros bajo el nivel del mar, y su cumbre se encuentra a unos 4.000 metros por encima. La distancia entre el pie de montaña y la cumbre es de aproximadamente 10.000 metros, lo que la convierte en la montaña “más alta” del mundo. Sería correcto decir que el Everest es el más alto sobre el nivel del mar.

4. La luna tiene un lado oscuro

La mayoría de los estudiantes infantiles saben que la luna solo presenta una cara o lado a la Tierra. Esto es (aproximadamente) cierto, y da lugar a la idea de que la luna tiene un lado oscuro (permanentemente), un pensamiento inmortalizado en muchos lugares. De hecho, el lado de la luna que está perpetuamente alejado de la Tierra no es más oscuro que el lado que vemos. Está completamente iluminado por el Sol con la misma frecuencia durante el día lunar, y en la sombra durante una noche lunar. El lado terrestre de la luna da lugar al concepto erróneo de que solo vemos el 50% de ella, sin embargo, solo 41% del lado lejano (término más preciso) está oculto a los humanos de la Tierra. Un fenómeno llamado libración hace que el ángulo de visión de la luna, en relación con la Tierra, cambie ligeramente sobre su órbita.

5. Hay que lavarse los dientes tras cada comida.

Ciertos alimentos y bebidas, especialmente aquellos ricos en carbohidratos y azúcares, estimulan la creación de ciertas bacterias en la boca que atacan al esmalte de los dientes durante al menos los 20 minutos siguientes después de comer o beber algo. Al cepillarse los dientes justo después de comer, te deshaces de la bacterias antes de que ataquen al esmalte. Sin embargo, y muy importante, esto también puede afectar seriamente al esmalte dental. Si has consumido algo ácido, debes evitar cepillarte los dientes durante al menos 30 minutos. Los alimentos que contienen ácido cítrico, como las naranjas, toronjas y limones, debilitan el esmalte. Cepillarse demasiado pronto después de ingerirlos puede debilitar bastante el esmalte.

6. En el espacio no hay gravedad

Todos hemos visto que los astronautas flotan en el espacio, realizando giros que desafían a la gravedad. Como resultado, mucha gente cree que en el espacio no existe la gravedad, también conocido como “gravedad cero”. Sin embargo, esta declaración no podría estar más lejos de la verdad. La gravedad existen en todos los lugares del universo y es la fuerza más importante en afectar a toda la materia del espacio. De hecho, sin la gravedad, todo dejaría de existir. La atracción gravitatoria de la Tierra es responsable de la órbita de la luna. Del mismo modo, todos los planetas, asteroides y cometas orbitan alrededor del Sol debido a dicho tirón gravitatorio. El hecho de que haya cuerpos flotando a millones de años luz de distancia desacredita el mito de que “no hay gravedad” en el espacio. El Sol tiene un tremenda fuerza gravitatoria porque representa el 99,86% del peso de nuestro sistema solar. Por lo tanto, la gravedad existe en cualquier punto del universo.

7. Cenar tarde te sube de peso.

Todos hemos escuchado eso de “desayuna como un rey, almuerza como un príncipe, y cena como un mendigo”. Bueno, no significa que porque cenes justo ante de irte a dormir vayas a engordar, sino todo lo contrario. El organismo necesita nutrientes saludables a la hora de dormir para cumpla correctamente sus funciones y no se “alimente” de, por ejemplo, los músculos. La premisa es muy fácil: si consumes más calorías de las que quemas al día, se sube de peso; Si consumes menos, adelgazas. El hecho de “cenar como un mendigo” es porque supuestamente, a lo largo del día, deberías haber consumido la cantidad recomendada de calorías como para no tener que cenar mucho.

8. Si tienes frío, te resfrías.

¿El clima frío te enferma? Durante siglos, este mito ha llevado a madres y abuelas a insistir en que los niños se abriguen mucho y se mantengan alejados de las corrientes de aire, y que eviten salir afuera con el pelo mojado. Pero, si esto es un mito, ¿por qué se producen tantos resfriados en invierno? La respuesta es mucho más compleja. Los que te hace enfermar son los gérmenes, no el frío en sí. Tienes que entrar en contacto con un rinovirus para coger un resfriado; Y necesitas ser infectado con el virus de la gripe para contraerla. Estos virus alcanzan su pico en primavera y otoño, mientras que los de la influencia, en invierno. Obviamente, el frío puede contribuir a las condiciones que conducen a las enfermedades. Por ejemplo, el aire frío te hace entrar en lugares calientes, sin embargo, el aire seco de las calefacciones hacen que resulte muy fácil para los virus y bacterias entrar en tus fosas nasales secas. Saber cómo funcionan los gérmenes puede ayudarte a tomar las prevenciones eficaces de los resfriados y promover una buena higiene de las manos, que también contribuyen a las enfermedades.

Ayúdanos a crecer ¡Comparte!

Con información de: Paraloscuriosos.com