El Hipogeo de Hal Saflieni, un inquietante templo subterráneo

UNA MAQUETA DEL HIPOGEO DE HAL SAFLIENI

¿Qué impulsa a la gente a ir bajo tierra a demostrar sus devociones? A lo largo de la historia, cuando el hombre quiso dirigirse a Dios o a los dioses, o al cielo, etc. siempre buscó lugares altos. De allí la palabra altar, un lugar más cerca del cielo, donde el devoto sienta estar en contacto con los celestiales. Es por eso que la gran mayoría de templos antiguos y altares se ubicaban en la cima de colinas o montañas, si las había cerca, pero en cualquier caso el altar estaba en un lugar despejado, lo mejor para que los dioses pudieran ver a sus siervos adorándolos.

No así en el Hypogeo.

En 1902, en el municipio de Paola, Malta…

…unos obreros estaban ocupados excavando para la construcción de unas cisternas cuando accidentalmente descubrieron una extraña estructura. Abrumados por el inesperado hallazgo, su extraño aspecto, el misterio de lo desconocido, trataron de ocultar lo que ahora era conocido. Por supuesto el secreto no sobrevivió mucho.

Hipogeo significa en griego “bajo tierra” o “subterráneo” y el descubrimiento en cuestión data de la fase Saflieni de la historia maltesa (3.000 A.C. aprox.). Es el único templo subterráneo prehistórico hasta ahora descubierto.

Es una estructura excavada en la roca, probablemente a partir de cuevas originales de la zona, y se estableció que fue un templo de adoración aunque posteriormente se convirtió en una necrópolis. El lugar contiene unos 7.000 cadáveres registrados hasta ahora. Sin embargo, tal vez fue al revés, tomando en cuenta que el nivel más accesible corresponde al cementerio. Quizás empezó así y luego se expandió a un templo para la adoración de la muerte o quien sabe qué.

El Hipogeo contiene una serie de cámaras inquietantes repartidas en tres niveles.

El nivel superior, a unos 10 m de profundidad, es un conjunto de nichos utilizados como cámaras mortuorias. La mayoría de los cuerpos se encuentran aquí.

El nivel inferior se cree que fue usado como depósito de grano y otras mercancías.

Es el nivel intermedio el que despierta interés. En él hay una serie de cámaras o cuartos con usos bien definidos.

La cámara principal está pintada de rojo ocre con varios trilitos adosados a las paredes.

El cuarto del oráculo es una pequeña sala con poderosas propiedades acústicas que expandía al resto del templo todo sonido producido en ella. Tal vez era el lugar para recitar oraciones o cánticos o música.

La cámara adornada es una espaciosa sala cubierta de pinturas geométricas, especialmente espirales, con un petrosomatoglifo de una mano humana.

El cuarto sagrado es el punto focal de toda la estructura. Está localizado ingeniosamente para que, durante el solsticio de invierno, la luz exterior cruzara todo el templo y cayera justo en el centro de un trilito dentro de otro trilito dentro de un enorme tercer trilito.

¿A quién adoraban? ¿Qué extraña religión motivó a esos hombres a construir este raro y primitivamente sofisticado templo?