Insectos extremos. ¡Absolutamente fantásticos!

No es necesario decirte que si hay seres en la Tierra que parecen de otro planeta son los insectos. No hay límite para su extrañeza, su extra terrestialidad, su belleza.

Los insectos aparecieron por primera vez hace unos 480 millones de años, descendientes de crustáceos terrestres, y fueron los primeros animales en conquistar el aire unos 80 millones de años después. Las aves ni siquiera se asomaban por ahí cerca. Por cierto, fueron más inteligentes que ellas y que los murciélagos, que sacrificaron miembros para obtener alas. Los insectos no perdieron patas para convertirlas en alas, todavía tienen 6.

Se dice que los antecesores de los insectos eran parecidos a los pescaditos de plata que consigues viviendo entre las páginas de libros viejos.

Por muy extraños que te parezcan considera esto, los insectos modernos evolucionaron a partir de lo que quedó después de la más grande extinción masiva conocida, hace 250 millones de años, durante el Pérmico. Imagina ahora lo que pudo haber existido entonces que no llegó a nuestros días.

Los insectos son una increíble historia de éxito evolutivo, uno de cada dos organismos multicelulares (sea animal o planta) en la Tierra es un insecto.

Te presentamos una pequeña muestra de insectos que tocaron los extremos que la naturaleza tiene para ofrecer.

El objeto natural más blanco que existe, el escarabajo fantasma, tiene una coraza de diminutas escamas superpuestas del más puro blanco.
La hormiga de miel toma ventaja del poco alimento que se consigue en el desierto para convertirse en el insecto más tumescente, hinchándose hasta más no poder con glucosa y fructosa hecha con néctar y miel.
La cabeza más larga es la del escarabajo jirafa. ¿Para qué la usa? Los machos para competir a ver quién da la mejor cabezada, y la hembra para enrollar un tabaquito de hojas en donde poner huevitos.
Las alas más transparentes las tienen la mariposa de vidrio. Cuando se detiene para comer es prácticamente invisible.
El más explosivo del reino animal es el escarabajo bombardero. Tiene dos glándulas que producen peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) e hidroquinona, ambos sustancias altamente irritantes y nocivas, que son lanzadas a los enemigos.
La más extensa etapa de larva es la del escarabajo dorado. En British Columbia, Canadá, se encontró una de 51 años de edad.
El escarabajo estercolero, de la familia Scarabaeidae, es el insecto más reverenciado de la historia, los egipcios lo adoraban como una representación de Ra, el dios sol.
La mosca española, que no es mosca ni es exclusiva de España, es un coleóptero, es el afrodisíaco más potente que existe, aunque también es un poderoso veneno. Lo usaba en abundancia el Marqués de Sade.
El animal más raro es el escarabajo de agua Duke. Sólo un ejemplar es conocido y está en un museo.