Mary Ellis, piloto, guerrera. Un homenaje

“Cuando fui a recoger mi primer Spitfire el hombre que me ayudaba con mi paracaídas me preguntó, “¿Cuántos de éstos has volado ya?”, yo le dije, “Ninguno, este es el primero”, el hombre casi se muere del shock y se cayó del avión”.

 

 

Estamos acostumbrados a celebrar a los héroes del aire, los pilotos de cazas que se enfrentaban en duelo individual con el enemigo cruzando espadas de plomo en danzas acrobáticas mortales, o los pilotos de bombarderos que se metían en medio de una lluvia invertida de metralla antiaérea para dejar caer puños de dios sobre las cabezas enemigas.

Pero muy pocas veces nos preguntamos, ¿Cómo llegaban esos aviones a las manos de esos héroes?

MARY ELLIS A LA IZQUIERDA

De eso se encargaban los hombres y mujeres  del servicio de Transporte Aéreo Auxiliar, quienes llevaban los aviones desde las fábricas directamente hasta el frente. Sin ellos la guerra no habría podido llevarse a cabo.

Esto fue lo que hizo Mary Ellis durante la Segunda Guerra Mundial desde los campos de Inglaterra.

Mary nació el 2 de febrero de 1917 en Leafield, Oxforshire, una hija de granjeros que creció viendo aviones de la Real Fuerza Aérea despegar y aterrizar desde la base de Bicester.

A los 11 años su papá la montó en un biplano de un circo aéreo para unos minutos de diversión en el aire. Mary quedó enganchada de por vida.

A los 16 comenzó a tomar clases de vuelo privadas y poco después ganó su licencia de piloto privado que disfrutó plenamente hasta que comenzó la guerra cuando el gobierno prohibió todo vuelo civil en el país.

Pero eso no iba a ser suficiente para mantener a Mary fuera de su avión. Se enlistó en la Fuerza Aérea donde fue asignada a Transporte Aéreo Auxiliar.

Durante el transcurso del conflicto Mary voló más de 1.000 aviones de 76 tipos diferentes incluyendo aviones de entrenamiento Harvards, cazas Hurricane y Spitfire, y bombarderos Wellington. Fue una de las primeras mujeres en volar el Gloster Meteor, el primer caza jet operativo de la Real Fuerza Aérea. Fue la primera mujer inglesa en administrar un aeropuerto ubicado en la Isla de Wight.

¿Cuál fue su avión favorito? Sin duda ella responde siempre “el Spitfire” del cual voló más de 400. “…lo amaba…pienso que es un símbolo de libertad”.

Mary murió el 24 de julio del 2018 a los 101 años de edad.

Mary Ellis, una mujer hecha de aire, nubes y libertad, con un corazón en la forma de un avión.