Oso, delfín, lobo, león: conoce tu cronotipo

Genotipo: cantidad total de genes de un individuo en particular.

Fenotipo: conjunto de características físicas visibles, producto de la interacción del genotipo con el ambiente.

Cronotipo: grupo de conductas generadas por el trabajo interno de los ritmos circadianos de un individuo.

Todos tenemos un reloj interno que nos dice cuándo es el mejor momento para realizar las actividades que normalmente conforman nuestro día a día. El reconocimiento y adaptación de ese patrón de conductas a nuestra agenda contribuye de manera importante  a nuestro bienestar y eficiencia en ocupaciones tan diversas como trabajo, amor y alimentación.

Echemos un vistazo a los diferentes cronotipos clasificados hasta ahora.

Delfín

Personas de dormir ligero que son propensos a sufrir de insomnio. Generalmente se levantan sintiéndose cansados, o por lo menos no descansados, y consiguen su pico productivo al comenzar la noche. Son más productivos tarde en la noche aunque pueden ser eficientes a ratos durante el día. Tienden a usar parte del tiempo en la cama repasando errores y conversaciones. Trabajan mejor solos y no les gustan las confrontaciones.

León

Tienden a levantarse bien temprano sintiéndose refrescados y con mucha energía, por lo que son más productivos durante la mañana, llegan cansados a la tarde y caen dormidos con facilidad. Les encantan los desayunos copiosos, y luego de comer se sienten con ganas de vencer el mundo. Les encantan los retos, definir metas y trazar planes para lograr lo que quieren.

Oso

Son los más adaptados al ciclo de la salida y puesta del sol, por lo que necesitan unas sólidas 8 horas de sueño que, por lo general, es profundo, aunque ellos siempre quieren más. Les cuesta levantarse de la cama, tardan un par de horas en despertarse completamente y llega a su pico bajo a mediados de la tarde. Su momento estrella es justo antes del mediodía aunque es fácil para ellos mantenerse alerta desde media mañana hasta media tarde. No se sienten atraídos por las intrigas y no les gusta culpar a otros por sus errores.

Lobo

Son felices durmiendo hasta mediodía, o más tarde, y pueden trabajar sin problemas hasta después de medianoche. No sienten hambre en la mañana pero se comerían un camión en la noche, por lo que tienden a ser obesos y tener problemas de peso. Sus desincronización con respecto a todos los demás también los hace susceptibles a desórdenes de conducta y depresiones.

No es fácil expresar estos cronotipos en medio del marco rígido que la vida moderna nos impone: en la oficina de tal a tal hora, una hora para almorzar, los informes mañana en la mañana, etc.

Quizás es esta dislocación parte de la causa de los sentimientos sutiles de malestar e infelicidad que gran parte de nosotros sentimos. Pero no podemos administrar los límites si no los conocemos. Prestar atención a lo que somos es el primer paso.