El lugar donde las cascadas son de agua roja

La Antártida, el desierto más desolado del planeta. El lugar con la temperatura más fría jamás registrada, -93 C, medida desde el espacio. El sitio donde se acumula el 90% del hielo de la Tierra y donde éste tiene un espesor promedio de más de 2 km.

De repente ves una catarata de agua líquida saliendo de un glaciar y cayendo al mar. ¿Agua líquida en la Antártida? Pero no solo eso, el agua es roja como la sangre.

Es un fenómeno que tardó millones de años en formarse y ahora podemos ser testigos de ello.

Un misterioso y oscuro lago subterráneo

El glaciar Taylor se encuentra en el Valle Seco de McMurdo. De esta inmensa masa de hielo, a unos 15 m de altura, surge una fuente de agua roja que fue bautizada como la Catarata de Sangre, una impresionante caída de agua roja que corre hasta que se mezcla con el Lago Bonney.

Todo comenzó hace 5 millones de años cuando los niveles de agua en los océanos comenzaron a subir inundando las costas de todos los continentes. Antártida no fue una excepción. En la porción este del continente se formó un lago salado que luego fue cubierto por capa tras capa de hielo.

El lago quedó sepultado a más de 400 m por debajo del nivel del suelo. En la medida que quedaba cubierto de hielo aumentaba drásticamente su contenido de sal. Finalmente el lago quedó completamente sellado cuando el glaciar encima de él alcanzó un espesor de medio kilómetro.

La salinidad del agua llegó a ser tres veces la de los océanos, lo que previno que se congelara, y la luz fue absolutamente erradicada por el espesor de hielo.

Cuando el hielo sangra

El agua del lago subterráneo, aislada de la luz y del aire, se saturó con el hierro y otros minerales de la roca del fondo que los glaciares habían desalojado en épocas anteriores.

Cuando el agua se escapa por la fisura en la cara del glaciar Taylor, el hierro en ella se oxida inmediatamente al contacto con la atmósfera esparciendo su rojo por todas partes.

Pero hay algo más

Las condiciones de aislamiento del lago subterráneo interesan a los científicos no tanto por su color sino por la vida que contiene. Una vida mono celular que estuvo aislada durante millones de años y que se mantuvo gracias a un ciclo vital basado en la energía liberada por la metabolización de compuestos de azufre.

Vida que se desarrolló sin oxígeno ni luz. Un tema que ha interesado a los científicos desde siempre.