¿A qué se le llama Pachamama?

Quizás nunca te habías encontrado con este nombre curioso, o tal vez si habías escuchado el término de Pachamama. Proviene de la palabra quechua (lenguaje precolombino de las zonas del occidente de América del Sur) “Pacha” que significa divinidad, mundo, tiempo y suelo, y “Mama” o Madre, haciendo alusión a Madre Tierra, es una diosa totémica Inca que representa el planeta Tierra.

La Pachamama cuenta con un día festivo, el 1 de Agosto, pero su celebración se efectúa durante todo el mes en especial en las regiones andinas de América del Sur.

En el pueblo de Aimara, a las personas encargadas de hacer ofrendas para la Madre Tierra se les conocen como “Yatiri” y son personas de gran autoridad para el pueblo.

En algunas regiones de Bolivia, ésta se identifica como la Virgen de Copacabana, la Virgen de Socavón y la Virgen de Urkupiña. Mientras que en Perú se le conoce como la Virgen de la Candelaria.

Los sacerdotes incas realizan invocaciones para llamar a la Madre Tierra, entre ellas está la llamada “Los puntos cardinales” , en la que son incluidos los elementos del fuego, tierra, aire y agua.

En el norte de Argentina y Chile también se ejercen ciertos rituales y celebraciones a esta deidad femenina. Tales ofrendas consisten en dar de comer a la tierra, enterrando una olla de barro con comida cocida; en la época de cosecha o cuando se está arando la tierra se agregan alcohol, vino, cigarros y hojas de coca.

En su nombre también se realizan sahumerios en las calles para ahuyentar los males, además de tomar un remedio casero que cumple con la misma labor: la caña con ruda, que del mismo modo, beneficia a la salud y atrae la buena suerte.

Algunas ofrendas cumplen con diferentes tareas: la hoja de coca es de gran beneficio por que ayuda a calmar el hambre y quitar la sed; el oro y la plata para que la canasta familiar esté repleta; la mirra ahuyenta la envidia de aquellas personas cercanas; la lana atrae la buena suerte; el cigarro se debe fumar primero para eliminar las malas vibras, también es buena la cerveza y el vino ya que son consideradas la bebida de la diversión y la alegría.

La Pachamama no se encuentra localizada en un lugar fijo, su concentración abunda más en lugares naturales como manantiales o las apachetas, que se conocen en el lenguaje quechua como montañas de piedras. En esos lugares también es fundamental dejar las ofrendas.

Es una diosa proveedora y protectora; la gente conversa con ella pidiendo ayuda para el crecimiento de las tierras o disculpándose por faltarle y dañar la misma.