Alimentando conciencias ¡Urinarios ecológicos para “civilizar el pis callejero”!

Te ha pasado… estás en la calle, haciendo algunas diligencias y llegan las ganas de orinar. Pero estas no son tan fáciles de controlar. Tal vez el comercio no permite encontrar muchos sitios disponibles, si acaso alguno. O, quizá la hora no es la más apropiada, y no se ven los conocidos baños portátiles de uso público por ningún lado.


Pensemos en otro asunto, estás en París, metrópoli que, por lo que sea, lucha con el “problemita” de intentar controlar a los caballeros que, tal vez padeciendo de cierta incontinencia, eligen los lugares más insospechados para desocupar sus repletas vejigas. Y esto no es solo un problema para el género masculino: féminas han sido captadas aprovechando pequeños refugios en espacios públicos para desocupar algo de orina de una manera no conveniente para el ornato y sanidad de la ciudad.

Cómo comenzó el proyecto


Empezando, solo había dos urinarios, pero el plan ha venido funcionando, así que las estaciones de tren de París y de todo el país pronto podrían albergar nuevos urinarios ecológicos, conocidos como “Uritrottoir” (una combinación del verbo urinario y la palabra francesa para pavimento)

Los urinarios presentan el cuenco habitual para entrar, pero también una maceta de flores para dar un aspecto más agradable que los mingitorios callejeros rebosantes que salpican los puntos negros de París para orinar en la calle (conocido como “pipi sauvage” en francés). Según los creadores, permite a los necesitados “Orinar en paz”. “La gente que orina en las calles de Francia es un problema grave”, dijo el inventor Victor Massip, de los creadores Faltazi.

Los resultados


“Y sabíamos que había una gran demanda de una solución, así que se nos ocurrió una. “La gente se ríe, muchos están asombrados, pero la mayoría está de acuerdo en que es una buena idea probar”, agregó. El par de orinales se colocó inicialmente en la concurrida Gare de Lyon, en el sureste de París. Funciona al almacenar la orina en un lecho de material seco como virutas de madera, paja o polvo de serrín. Este material es luego retirado para convertirlo en compost.

La caja está recubierta con una pintura anti-graffiti, y la paja rica en carbono no solo es un gran abono, sino que también significa que el inodoro estará libre de olores. Si ayudan a domesticar la legión de campesinos salvajes de París, los jefes de los ferrocarriles franceses SNCF los desplegarán en otras estaciones de la capital. Cualquiera que regularmente tenga que caminar a través de los charcos de pis fuera de Gare du Nord tendrá las piernas cruzadas con la esperanza de que así sea.