Jeff Bartels y sus viejos artefactos que nunca fueron nuevos

¿De qué está hecho el mundo que conoces?

Digamos que entras a una tienda de antigüedades y comienzas a explorar las interesantes historias cuyos restos manipulas y admiras. Aquí encuentras un viejo láser embutido en los lentes de un tatarabuelo, allá consigues aretes polvorientos en una cajita comida por la polilla con sus chips de memoria intactos, luego te extasía un gavetero de los años 1800 con equipo de sonido integrado.

De repente te das cuenta de que esos aparatos no pertenecen al mundo que conoces. En tu mundo, familiar y ordinario, no existen cosas así. En tu mundo las cosas nuevas y las viejas tienen un vínculo que las identifica. Este anticuario no es de este mundo.

Quizás. O tal vez sea que el anticuario tiene un pasado que viene del futuro.

Así lo vio Jeff Bartels, un artista canadiense que creó la serie de pinturas súper realistas Artefactos Alternativos para revelar una serie de cosas que nunca existieron pero que inspiran la pregunta, ¿Cómo sería el mundo de hoy si esos aparatos antiguos fueran los precursores de los actuales?

¿Fue el pasado tal cual nos lo contaron? ¿Son las cosas que sobrevivieron hasta nuestros días los únicos testigos de esa vida? ¿Puede la imaginación romper barreras físicas?

Los objetos de Jeff son encantadores, extraños, evocadores, intrigantes. A mí me encantaría tener uno de ellos.

MOTO IMPULSADA POR VIENTO
BOOMBOX CON RADIO TELESCOPIO
MÁQUINA DE ESCRIBIR HADRON COLLIDER
CÁMARA CON TELÉFONO
ZAPATO CON ORUGAS
TROMPETA OPERADA A MANO
CASCO DE BUCEO CON AUDÍFONOS