Claudette Colvin – desconocida heroína de los derechos civiles

El que conozca la historia de EEUU sabrá de la muy famosa Rosa Parks, una mujer negra que fue arrestada en diciembre de 1955 por desobedecer al chofer del bus cuando éste la mandó a levantarse de su asiento. En esos tiempos existía la segregación entre blancos y negros, los buses tenían secciones sólo para gente de color y si el bus estaba full y un blanco necesitaba puesto, toda persona de color era obligada a levantarse de su asiento y enviado al final del bus a permanecer parados.

Pero Rosa Parks no fue la primera en defender sus derechos. Antes que Rosa Parks estuvo Claudette Colvin.

Esta pionera del movimiento de derechos civiles nació el 5 de septiembre de 1939. Ella fue adoptada por Q. P. Colvin y Mary Anne Colvin. Colvin creció en un vecindario pobre para negros en Montgomery, Alabama.

Colvin fue una estudiante en la escuela segregada Booker T. Washington y ella dependía del sistema de transportación público ya que sus padres no tenían carro. Ella era miembro de la NAACP para jóvenes (Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color) donde aprendió acerca del movimiento para los derechos civiles.

2 de marzo, 1955, fue la fecha del suceso en el que Colvin, una niña de quince, fue la primera persona de color en negarse a levantarse de su asiento. Una mujer blanca que se montó en el bus quedó sin asiento y en reacción el chofer demando que Colvin y otras tres mujeres se levantaran de sus puestos. Las tres mujeres, de una vez se fueron al fondo del bus. Pero inmediatamente una mujer negra embarazada se sentó al lado de Colvin. El chofer una vez más les ordenó levantarse. La señora Hamilton, la embarazada, se negó declarando que ella había pagado su pasaje y no tenía ganas de estar parada. El chofer amenazó con llamar a la policía. Éste logró convencer a dos hombres negros para que se movieran y así la Sra. Hamilton pudiera sentarse atrás, pero Colvin todavía se negaba a levantarse y dejar su sitio.

Colvin fue removida del bus a la fuerza y arrestada mientras gritaba “¡Es mi derecho constitucional!” Le presentaron cargos de disturbio de la paz, violación de las leyes de segregación y agresión.

Colvin fue, en conjunto con Aurelia S. Browder, Susie McDonald, Mary Louise Smith y Jeanetta Reese, demandantes en el caso de Browder v. Gayle. El caso determinó que la segregación de buses en Montgomery, Alabama, era inconstitucional en junio 5, 1956. El tribunal de distrito lo declaró oficial en diciembre 20, 1956 ordenándole al estado a ponerle fin a la ley.

No sólo Claudette retó el sistema de segregación en los medios de transporte primero que Rosa Parks, sino que lo hizo siendo prácticamente una niña todavía lo que le da mucho más valor a su fortaleza moral.

Colvin nunca demostró estar enfadada por no ser tan rememorada como Rosa Parks, pero demostró decepción que su caso no fuera reconocido como la chispa que inició el fin de la segregación.