¿El tiempo se mueve a velocidades diferentes?

Todos recordamos esas experiencias de nuestra juventud cuando viajábamos y sentíamos que el camino nunca iba a terminar. Lo que serían dos horas parecían diez.

¿Alguna vez te has hecho la pregunta, “Porque el tiempo vuela cuando uno se divierte”, o has dicho “El tiempo si era lento cuando yo era niño”?

¡Es muy probable que sí! Y existen un par de teorías que pudiera ayudarte a entender por qué esto ocurre.

 

El tiempo proporcional

¿Porque será que experimentamos esas sensaciones? Bueno, existe la teoría proporcional. Esta teoría sugiere que a medida que vamos envejeciendo cada periodo de tiempo constituye una fracción más pequeña de nuestra vida entera. Por ejemplo, un niño de 8 años siente que un año es 1/8 de su vida entera, pero un hombre de 50 lo percibe como 1/50, lo que es una fracción considerablemente más pequeña. Todo esto mientras la vida entera mantiene una duración constante.

 

Tomando como otro ejemplo a un bebe de un mes, una semana es el 25% de su vida, pero en cambio al tener 50 años la misma semana constituye un 0,45% de su vida entera. El sentido subjetivo del tiempo, y recuerda que todo esto es percibido subjetiva e instintivamente, asume que estos son periodos de tiempo insignificantes que pasan muy veloz.

Como con toda teoría ésta presenta un problema, ella trata de explicar el tiempo presente en términos de tiempo pasado. La idea general es que la duración de nuestra vida es un concepto total, pero percibimos cada día, semana, mes, etc. como una porción insignificante en relación a ese total, porción que será menor mientras más grande sea la vida total. Es cuestión de la percepción inmediata que nos lleva a experimentarla y vivirla en segmentos de tiempo más pequeños. Día a día, hora a hora.

 

El tiempo biológico

Por otro lado algunas personas experimentan el fenómeno contario, su tiempo de vejez se desliza como una tortuga y no termina de llegar a ningún lado. La teoría biológica vincula la desaceleración subjetiva del tiempo a nuestra desaceleración del metabolismo a medida que vamos envejeciendo. Como el ritmo cardiaco de los niños es más rápido que el de un adulto, respiran más frecuentemente, etc., el reloj biológico cubre más tiempo en un espacio de 24 horas que el de alguien con más edad. Un niño, en teoría, vive más tiempo en el transcurro de 24 horas porque se “mueven biológicamente” más rápido.

Pero las personas viejas son más lentas y sus relojes biológicos cubren menos tiempo en el transcurro de 24 horas.

Aunque no podríamos decir con certeza qué es lo que causa este fenómeno, estas teorías dan buena base para entenderlo mejor.

¿Entenderlo mejor? ¿De verdad?