Lo que no te mata te hace inmune

El terror a las serpientes es innato en la mayoría de los seres vivos. Tanto humanos como animales salen despavoridos por la presencia de estos viles reptiles. A pesar de que su presencia en la Tierra data desde antes de los dinosaurios, todavía colapsamos ante ellas. Actitud contraria en Tim Friede, este hombre convive con ellas, y peor aún, se deja morder por ellas.

Friede, un hombre de 45 años, ha dedicado gran parte de su vida a la ciencia, a pesar de no ser científico. Este hombre es considerado el único ser vivo inmune a las picaduras de serpientes venenosas.

Anualmente unas 125.000 personas consiguen la muerte por picaduras de serpientes y por esto, Friede ha asumido el rol de conejillo de indias. Se ha expuesto, intencionalmente, a la picadura de más de 200 serpientes venenosas, con el fin de aportar a la ciencia los datos necesarios para encontrar una vacuna contra el peligroso veneno. Este hombre alega que lo hace con el solo propósito de contribuir a la ciencia, y demostrar  que una persona puede llegar a inmunizarse ante el veneno de forma gradual.

¿Obsesión o valentía? Es difícil de aclarar. Tim Friede, en su afán de conseguir esta vacuna, ha llegado al punto de perder su matrimonio de 20 años. Sus familiares alegan que su única prioridad durante las últimas décadas han sido las serpientes y sus mordidas. Trabaja en conjunto con un científico con el fin de encontrar la cura.

Uno de los últimos eventos organizados por Friede fue de impacto. Este hombre se expuso, con toda intención, a la serpiente más venenosa del mundo. El veneno de la Mamba Negra, como se le conoce a este reptil, es capaz de matar a un hombre adulto en cuestión de tan solo 15 minutos. Friede se expuso a la picadura cuatro veces en un día y para la sorpresa de todos, siguió con vida. El evento, que fue difundido vía web, se convirtió en una sensación viral.

Su intención es seguir experimentando con su cuerpo, y alega que no va a dejar de hacerlo hasta que haya indicios de una vacuna, o simplemente conseguir la muerte.

Algunos científicos critican el comportamiento de Friede, argumentan que los riesgos son altos ante los beneficios obtenidos. Otros lo alientan y señalan que Tim Friede ha logrado duplicar su inmunidad ante el veneno durante los últimos años, cosa que llega a ser de mucho provecho para la investigación científica.

¿Arrogancia? No lo sabemos, lo que si se ha demostrado es la valentía de este hombre que se ha expuesto repetidamente ante la muerte de manera consciente y voluntaria.