Blancanieves y los siete enanos: La verdadera historia que Disney te ocultó

Y vamos con la última de las historias de Disney que hemos investigado a fin de ofrecer la versión original de los propios autores. Es obvio que la intención jamás ha sido desacreditar de algún modo al imperio del entretenimiento infantil como lo es Disney. Simplemente hemos mostrado, de cierta forma, que el ingenio también puede ver la manera de crear hermosas ilusiones de ideas originales y darles un enfoque más positivo (aunque algunos podrían decir que dicho enfoque ha sido, al mismo tiempo, irreal y poco práctico).

Esta entrega se le dedica a otro clásico de los hermanos Grimm: Blancanieves y los siete enanos.

Comparación de historias

En la versión de Los hermanos Grimm, la malvada madrastra le pide a un cazador que lleve a Blancanieves al bosque y la mate, como ocurre también en la película. En la versión original, la niña tiene solo 7 años, a diferencia de los 14 de Disney (ninguna edad parece lo suficientemente adulta como para considerar el matrimonio de todas maneras). Sin embargo, en la historia, ella le pide que también la traiga de vuelta a los pulmones e hígado de Blancanieves. Este cazador no puede matar a Blancanieves, por lo que recupera los pulmones y el hígado de un jabalí. La reina se come los pulmones y el hígado, creyendo que son de Blancanieves.

La Reina intenta matar a Blancanieves tres veces (sin éxito) en la versión de Grimm. La primera vez, tiene a Blanca Nieves probándose un corsé, que es tan apretado, que Blancanieves se desmaya. (Los enanos la salvan cortándose los cordones). La segunda vez, vende a Blanca Nieves un peine venenoso, que la niña le pone en el pelo y hace que se desmaye. (Los enanos lo sacan). La tercera vez la Reina la engaña con la misma manzana venenosa que vemos en la película de Disney.

La tercera vez, cuando la reina le da la manzana (como en la película), Blancanieves se desmaya y no puede revivir. Es entonces colocada en un ataúd de vidrio. Un príncipe viene y quiere llevársela (a pesar de que ella todavía está dormida, lo cual es bastante extraño). Los enanos lo permiten vacilantemente, y mientras ella es llevada, los portadores se tropiezan, causando que la manzana envenenada se desprenda de la garganta de Blancanieves (no hubo beso). Ella y el príncipe, por supuesto, se casan.

La reina malvada está invitada. Hasta aquí podemos decir que sí parece un cuento de hadas con un final feliz y dulce. Pero hay un detalle aleccionador. Como castigo por todas sus fechorías, la malvada Reina se ve obligada a usar zapatos de hierro ardientes y bailar hasta que muera. ¿Qué dices, se hizo justicia o no?