Pinocho: La verdadera historia que Disney te ocultó

Lo más seguro es que cuando eras niño (bueno, mas particularmente si eras niña), te encantaban los cuentos de hadas. Puede que te encantara la idea de hablar de animales y niñas y niños valientes que se sobrepusieron a personas crueles. Es por eso que las películas de Disney han sido tan legendarias y conocidas en todo el globo. Todas tenían finales felices.


Pero tal como mencionamos en un caso anterior, la historia original en la que el talentoso Walt Disney se inspiraba, no siempre tenía dicho final feliz. Si no, por el contrario, uno muy retorcido. Este es la extraña realidad del tierno muñeco de madera que conocemos como Pinocho, su padre Geppetto, el siempre amigable y juicioso Pepe grillo. Su verdadera historia es con mucho una retorcida forma de “enseñar” disciplina a los niños de la Italia de ese entonces.

¿De dónde vino Pinocho?


El “Pinocho” de Disney vino del clásico italiano de Carlo Collodi de 1883 “Las aventuras de Pinocho”. Tal vez pensabas que Pinocho era travieso en la película, pero lo es mucho más en el libro. En el libro, huye tan pronto como aprende a caminar. Él es encontrado por la policía, que encarcela a Geppetto porque creen que Pinocho fue abusado. Pinocho regresa a casa, donde mata a un grillo que habla (nuestro Pepe grillo) que le advierte sobre los peligros de los placeres hedonistas y la obediencia.

Geppetto como “padre” responsable, insiste en que Pinocho vaya a la escuela. Pinocho vende sus libros escolares para comprar un boleto al Gran Teatro de Marionetas. Se encuentra con un zorro y un gato, que le roban el dinero y sin éxito intentan ahorcarlo. Entre otros acontecimientos.

Ahora bien, cuando ya había escrito 17 episodios llenos de acción, Collodi se cansó de su creación de pesadilla y mató a Pinocho colgándolo de la rama de un gran roble. Tal desenlace no habría hecho un hilo muy alegre. Afortunadamente para Disney, la Royal Opera House y una serie de otros adaptadores, Collodi fue persuadido por los lectores de la revista Children’s Magazine para revivir su monstruo de madera por otros 19 episodios.


Las aventuras de Pinocho incluyen ser golpeado y muerto de hambre, casi ahogado, transformado en un perro y un burro, casi siendo quemado vivo en el fuego de una cocina y siendo tragado por un gran tiburón. Con la ayuda de Blue Fairy, finalmente es redimido en los dos últimos episodios. A través del trabajo duro en un teatro de marionetas, él es capaz de salvar a su padre adoptivo del paupérrimo pagándole 40 monedas de oro. Así, logró convertirse en “un ragazzino per bene”, que se traduce como un niño bueno y un niño de verdad.

¡Vaya “cuento de hadas”!