¿Sabías que las pelirrojas son tan sensuales como vulnerables?

A través de los siglos las mujeres de cabello rojo se han relacionado con la hechicería, la mala suerte, los temperamentos volátiles, pero sobre todo con la pasión y la sexualidad desenfrenada. Sin duda alguna el hermoso rojo brillante tan característico de las pelirrojas naturales capta las miradas y atención de los hombres y de las mujeres por igual.

Los grandes artistas de la Italia renacentista estaban obsesionados con ellas. Incluso el gran dramaturgo inglés, Shakespeare, dedicó muchos de sus versos a las doncellas de cabello rojo. Hasta en caricaturas son las más sensuales y seductoras. ¿Quién no recuerda a Jessica, la despampanante esposa de Roger Rabbit?

¿Sabían algo que nosotros no?

Resulta que las mujeres pelirrojas presentan ciertas características muy particulares, una de ellas es que son sexualmente más activas que las demás. Recientes encuestas psicosociales han confirmado lo que Shakespeare y Botticelli nos daban a entender, se ha demostrado que las pelirrojas tienen más parejas y gozan de una vida sexual más activa que el resto de la población.

¡Pero no todo es gloria en el mundo de las pelirrojas! Resulta que las mujeres pelirrojas (y ellos no se salvan) son más susceptibles al dolor. ¿Sabías que en momentos de intervención quirúrgica hay que administrarles mayores dosis de anestesia? También se ha demostrado que las pelirrojas presentan mayor cantidad de moretones. Aparentemente esto se debe a una mutación genética en los receptores de las hormonas estimulantes de melanocitos.

Otra característica problemática es que su piel es muy clara y llena de pecas. La melanina de nuestra piel nos ayuda a soportar los rayos Ultra Violeta, pero en pieles muy claras no se producen los niveles adecuados. Debido a esto, las pelirrojas padecen bajo los rayos calcinantes del Sol, más que cualquier otra persona, y sufren de índices elevados de Melanoma. Las probabilidades de desarrollar cáncer de piel aumentan en 2,5%, en comparación con las mujeres de otro color.

A pesar que solo un 2% de la población humana es pelirroja, un 4% posee el gen. Esto indica que una pareja que no sea pelirroja puede tener el gen y procrear hijos pelirrojos.

Otro dato curioso es que en su mayoría son zurdas, y su cabello con la vejez jamás se pondría gris, con los años se perdería el rojo pero pasaría a rubio o blanco.

Con ventajas y sin ellas las pelirrojas, donde estén, se harán notar.