5 trucos adicionales para leer el lenguaje corporal de las personas (III Parte)

¿Te han gustado los anteriores tips sobre el lenguaje corporal? Pues la idea ha sido darte algunos visos que pueden serte útiles al tratar con otras personas, sean amigos o totales desconocidos, y de esa manera, ayudarte a discernir sus verdaderas intenciones (en caso de que pretendan esconderlas, claro está). Es obvio que no te has graduado ya de psicología conductual solo por leer los anteriores artículos y este. Pero definitivamente serán una práctica ayuda.

1. Las piernas cruzadas

Son generalmente un signo de resistencia y baja receptividad, y son una mala señal en una negociación. De las 2.000 negociaciones grabadas en video por Gerard I. Nierenberg y Henry H. Calero, los autores de “Cómo leer a una persona como un libro”, no hubo un solo acuerdo cuando uno de los negociadores tuvo las piernas cruzadas.
“Psicológicamente, las piernas cruzadas indican que una persona está mental, emocional y físicamente cerrada”, escribe el psicólogo Travis Bradberry, lo que puede significar que es menos probable que se muevan en una negociación.

2. Una mandíbula apretada, un cuello tenso o una frente arrugada

Claras muestras de estrés. Todos estos son “respuestas límbicas” asociadas con el sistema límbico en el cerebro. “La emoción, detectar y reaccionar a las amenazas, así como asegurar nuestra supervivencia, son todas responsabilidades pesadas del sistema límbico”, escribe el ex agente de contrainteligencia del FBI Joe Navarro.
“El autobús se va sin nosotros, y estamos apretando nuestras mandíbulas, frotándonos el cuello. Nos piden que trabajemos otro fin de semana, y las órbitas de nuestros ojos se reducen a medida que bajamos la barbilla”. Los humanos han estado mostrando incomodidad de esta manera durante millones de años, dice Navarro.

3. Tocarse repetidamente la cara o las manos

Es una señal de que probablemente se esté nervioso. Navarro dice que hemos evolucionado para mostrar nerviosismo sin usar palabras. ¿Algunas de las manifestaciones más comunes de nuestra ansiedad? Tocar tu cara y frotar la piel de tus manos. Ambos pueden ser comportamientos calmantes cuando te sientes incómodo. “Es gracioso qué tan seguido nos tocamos bajo estrés”, dijo Navarro.

4. Si se ríe contigo

Probablemente quien lo haga guste románticamente de ti. Si alguien está receptivo a tu humor, probablemente esté interesado(a) en ti. Los psicólogos evolutivos dicen que el humor y la recepción positiva al humor desempeñan un papel fundamental en el desarrollo humano. Sirven como una forma de señalar el deseo de una relación, ya sea platónica o romántica.

5. Una sonrisa leve junto con el contacto visual directo

Suele ser un intento de seducción. La investigación de Riggio sugiere que hay un tipo específico de sonrisa que las personas muestran cuando intentan actuar de forma seductora. Él escribe: “Ellos normalmente muestran un efecto positivo, una leve sonrisa que acompaña el contacto visual directo, con una lenta mirada, pero manteniendo la sonrisa.
“Curiosamente, la sonrisa seductora podría ir acompañada de un comportamiento de sumisión (inclinando la cabeza hacia abajo) o un comportamiento dominante, mirando con orgullo y lentamente hacia otro lado”.