Más buenos modales del mundo que te sorprenderán (II Parte)

Si no sabes lo que se considera aceptable frente a lo que se considera grosero, ¡podrías estar incumpliendo muchas reglas de etiqueta! A veces, lo que se considera irrespetuoso, como llegar tarde a la hora de la cena o almorzar, otros lo ven como una cortesía común. O, si eructas, le indicas a tu anfitrión que disfrutó tu comida, mientras que en otro lado se considera irrespetuoso.

1. Inglaterra: pase el puerto a la izquierda y conozca al obispo de Norwich

En Inglaterra, el puerto (el tazón con el alimento), pasa continuamente al lado izquierdo de la mesa hasta que termina. Algunos dicen que esto tiene que ver con la tradición naval: el lado del babor de un barco está a tu izquierda si estás frente al timón, pero la verdadera razón no está clara. Si el puerto no se pasa, se considera de mala educación pedirlo. Ahora bien, como es típico del mordaz humor inglés, un vecino puede preguntarle a la persona que lo tiene: “¿Conoces al obispo de Norwich?” Si responden que no lo conocen, la respuesta es: “Es un tipo muy bueno, pero siempre olvida pasar el puerto”.

2. Canadá: Llega siempre tarde

Ellos tienen noción de la hora y el tiempo. Pero, aun así, llegar tarde a la cita es socialmente aceptable en Canadá, mientras que llegar temprano no lo es.

3. Chile: Nunca coma con sus manos

Aparte de tener un acento difícil de captar por el resto de sus países vecinos, los chilenos siempre usan utensilios. Es mala educación tocar cualquier parte de tu comida con tus manos.

4. Etiopía: comer con la mano derecha del mismo plato

Los etíopes consideran un desperdicio comer con los utensilios o con más de un plato para un grupo. Los comensales comparten un plato y comen con la mano derecha. En algunas partes de Etiopía, se practica una tradición llamada “gursha”, en la que las personas se alimentan entre sí.

5. Georgia: Haga un brindis, luego vacíe su vaso de un sorbo

En el país de Georgia, el brindis dura horas. Todos en la mesa giran en círculo haciendo brindis antes de vaciar sus vasos en un gran sorbo. Una vez que cada persona en la mesa ha hecho un brindis, vuelven a rodear el círculo. Por lo general, se consumen de 10 a 15 vasos (pequeños) por persona, y los georgianos solo brindan con vino o vodka, o con cerveza si desean suerte.