¡Estos rituales vikingos eran de escándalo!

Su exploración y conquista de tierras lejanas, incluyendo América antes que Colón, es parte del folclore vikingo presente en la cultura global moderna. Sus hazañas y logros son legendarios. Llevaron su cultura y forma de gobierno a tierras lejanas. El barco más viejo que se conserva en un museo fue construido por lo hijos de Odín.

Lo que no es tan conocido son los rituales, raros y brutales, que ejecutaban justificados por la religión nórdica que profesaban.

Comencemos con algo sencillo.

El águila roja

Un sacrifico humano ofrecido a Odín. A la persona sacrificada se le tumbaba boca abajo con la espalda descubierta, en ella se le tallaba la figura de un águila con las explayadas. Luego se le tajaban las costillas hasta desprenderlas de la columna y se extendían para simular las alas del águila. Para finalizar se extraían los pulmones a través del corte producido y se dejaba al hombre morir.

La muerte del jefe

Esto requería una cremación en el mar pero antes un ritual debía ser ejecutado. Una de las esclavas del jefe se “ofrecía” voluntariamente para seguirle en la muerte por lo que era drogada mientras todos los hombres de la aldea tenía sexo con ella antes de ser estrangulada, acuchillada y cremada en el mismo bote.

 

Los sacrificios del solsticio de invierno

Cada nueve años, durante Yule, los reyes nórdicos se reunían en Uposala, y sacrificaban nueve personas cada día durante nueve días, 81 hombres eran decapitados y sus cuerpos colgados en el bosque sagrado del templo. Todo esto en medio de fiestas y celebraciones a los dioses.

 

Los zombis vikingos

Se conocían como draugr. Las familias trataban de impedir que uno de sus seres queridos se convirtiera en un draugr apelando a raros procedimientos: ramitas entre la ropa del muerto, una tijera abierta sobre su pecho, clavarle agujas en las plantas de los pies, amarrar los dedos gordos de los pies juntos y levantar el ataúd en tres direcciones diferentes.

Belleza dental

A pesar de todo se preocupaban de que, cuando sonreían, vieras una sonrisa agradable. Acostumbraban a lijar una ranura horizontal en los dientes, la cual rellenaban con un colorante. Eso era lo que veías antes de que un enloquecido vikingo te cortara la cabeza.

El Blot

Era un sacrificio animal que se ejecutaba varias veces al año, cada vez que querían apaciguar o alabar a los dioses. El animal se mataba y se le extraía la sangre que algunos bebían. El cadáver también circulaba entre los participantes y al final lo sometían a un baño con la sangre primeramente extraída.

No todos eran rubios

Pero todos se hacían rubios lavándose el pelo y la barba con lejía lo que desteñía el cabello y además mataba los piojos.