La humilde gomaespuma está evolucionando. ¿A qué?

Ella ha estado en uso con nosotros desde hace muchos años en casi todos los ámbitos industriales y domésticos, y en ciertos de ellos todavía es irremplazable. La modernización de los procesos industriales y la aparición de nuevos materiales parecían poner en peligro su supervivencia.

Pero la gomaespuma se adaptó perfectamente bien y continuó transformándose a sí misma con nuevas aplicaciones y variantes no soñadas hace apenas unos años atrás.

El corazón de espuma

En el 2015, en los laboratorios de la Universidad de Cornell, se fabricó un corazón con espuma poroelástica o elastómera. El corazón artificial parece una fresa del tamaño de un puño y tiene la capacidad de reaccionar a los flujos de líquido y cambio de presiones de carácter biológico latiendo como uno de verdad.

Este increíble efecto es posible gracias a la gomaespuma especial que mantiene la memoria de su forma y función.

El músculo del robot

La robótica ha dejado atrás los enormes, pesados, y torpes modelos que parecían un Frankenstein del futuro en su búsqueda de un robot flexible como un humano. Pero para eso necesitaron tejido muscular robótico.

¿Cómo lo lograron? Fabricaron una matriz de espuma de poliuretano que sumergieron en un baño de cera, a la cual hacen cambiar de sólido a líquido mediante el paso de corrientes eléctricas a través de ella. El músculo se contrae y extiende por pulsaciones eléctricas. El próximo paso es sustituir la cera con otros materiales que puedan cambiar de sólido a líquido por fluctuaciones de campos magnéticos.

El soporte interno

La Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa (DARPA) de los Estados Unidos está desarrollando una espuma para tratar heridas traumáticas en campos de batalla.

Cuando una herida sangrante, o hemorragia interna, pone en peligro al soldado, se le inyecta una espuma híbrida de dos componentes, la cual se expande hasta 40 veces su volumen original mientras abraza el órgano comprometido sellando la fuente del sangramiento.

El soldado herido tiene mayores posibilidades de llegar a un hospital en donde, tras unos minutos de cirugía,  se le extrae la espuma.

La espuma a prueba de todo

Hay una exótica familia de espumas conocida como las CMF´s, espumas de compuestos metálicos, usadas en la construcción de partes para autos, prótesis, y en arquitectura.

En el 2015 se anunció una nueva CMF con características únicas.

Ofrece mejor protección para detener proyectiles que las planchas de metal y pesa muchísimo menos, prometiendo así mejor seguridad para personas y vehículos. Soporta increíbles temperaturas y fuego directo. Es excelente para bloquear una amplia gama de radiación, dándole a los programas espaciales una nueva herramienta para el desarrollo de vuelos en el espacio.

Ofrécele más respeto al humilde cojincito de gomaespuma. Sus descendientes son especiales.