Los constructores de autos no quieren que tú sepas esto

El auto, el coche, el carro, the car, la macchina, kuruma, машина (mashina), la voiture,  …omnipresente, el de los mil usos, fuente de satisfacciones y logros; fuente de peligros y venenos; icono, testigo y componente del progreso del siglo XX. Imagen de la cultura global.

¿Qué me haría yo sin ti, carrito mío de mi corazón?

Pero el fabricarlos es un negocio, de los más grandes de la historia, quizás superado sólo por el petróleo, y los negocios siempre tienen esquinas oscuras.

La panacea eléctrica

Todo el mundo se preocupa por la contaminación y la industria automotriz es una de las más señaladas. Entra el auto eléctrico. Cantado por muchos como la solución a la contaminación, lo cierto es que está muy lejos de serlo.

Construir un carro eléctrico consume los mismos materiales y recursos que cualquier otro, dejando la misma huella ambiental que los demás. Los metales, plásticos, etc. se producen siguiendo los mismos métodos que todavía contaminan todo. Pero sus fabricantes no te lo dicen.

Los eléctricos son un paso en la dirección correcta, y un gran paso es, pero hace falta más.

Ese carrito chévere en la propaganda

Los vendedores de autos no te lo dicen pero es probable que el coche que ves en el comercial, no solamente no sea igual al que te van a vender a ti, sino que no sea en absoluto.

El estudio londinense Mill creó el Blackbird, una plataforma ajustable para simular cualquier vehículo que se necesite vender. Su largo y ancho se ajustan con un botón y sobre él puedes generar digitalmente cualquier modelo y marca en demanda.

Por eso es que pueden ofrecerte un vehículo que ni siquiera ha salido de la fábrica.

Seguridad electrónica

¿Recuerdas cómo en la serie Mr.Mercedez el chico sicópata podía abrir un carro sin llave? Bueno eso no está traído por los pelos. Eso se puede hacer relativamente fácil. Pero, por supuesto, los fabricantes no te lo dicen.

Ignición sin llave, sistemas Blue Tooth, cámaras internas y externas, itinerarios en el GPS, cerraduras automáticas, todo esto puede ser hackeado, pirateado, sin mucho trabajo con programas y aplicaciones baratas.

Tu coche súper inteligente puede ser lobotomizado en un tris.

Cadáveres dentro del coche

Las pruebas de choque son un procedimiento estándar de la industria para investigar qué tan seguro es un modelo en particular. Es ellas se estrella un ejemplar para destruirlo y medir todas las variables físicas posibles. Usualmente se usan maniquís para evaluar el efecto en el cuerpo humano.

Pero no siempre fue así. Y no lo es ahora. Cuando se alcanza el límite de lo que el maniquí puede revelar se apela a cuerpos, a cadáveres, donados por universidades y hospitales. Existen incluso los cadáveres donados voluntariamente para este uso específico después de la muerte.

¿Esa belleza de auto que posees? Tiene historias oscuras debajo del asiento.